Nuevo Suzuki Swift, más atractivo y potente

La cuarta generación del Swift se acaba de poner a la venta en los concesionarios de la marca en España. Esta nueva generación del modelo compacto de Suzuki, llega al mercado con un aspecto exterior más atractivo y dinámico, un interior más acogedor y confortable, mayor capacidad de maletero, una amplia gama de colores entre los que elegir el tuyo y dos posibles motorizaciones gasolina entre las que optar: el 1.2 Dualjet de 90 CV y la más potente 1.0 Boosterjet de 111 CV.

Suzuki ha desarrollado el Swift pensando en el mercado europeo. Por ello, además de dotar al vehículo de un aspecto más deportivo, mayor aplomo de conducción en carretera, el coche ha sido desarrollado para, por y en Europa, donde además se han efectuado todas las pruebas del mismo antes de lanzarlo comercialmente. El nuevo Swift cuenta con interesantes novedades estéticas, avanzadas tecnologías de seguridad y una carrocería más ligera que mejora su comportamiento.

El exterior del nuevo Swift incorpora interesantes cambios en su estética, especialmente en el frontal, que le hacen más atractivo y actual además de dotarle de un aspecto más deportivo y dinámico.  Su imagen delantera es ahora más radical y deportiva. Salvo el logotipo, todo cambia. Capó, ópticas, parrilla y paragolpes cuentan con un nuevo diseño mucho más personal y atrayente. El diseño es ahora más envolvente, hasta el punto de afectar levemente al diseño y curvatura del parabrisas. Los faros, de tecnología LED, adoptan una disposición más vertical y amplían su tamaño, y la parrilla tiene ahora mayor altura y anchura y eleva su posición

 

La vista lateral se enriquece con el tratamiento dado por los diseñadores a los pilares del techo, todos ellos acabados en color negro, lo que dota al techo de una apariencia flotante, acentuada en la zona final del habitáculo con una banda negra que fusiona la manilla de apertura de las puertas traseras (ahora situada en la zona alta de la puerta junto al pilar c) con la luneta del portón trasero, creando un marco negro que acentúa la sensación flotante del techo. Ambas versiones montan de serie llantas de aleación de 16” de atractivo diseño en radios curvos y asimétricos, y con acabado pulido en su superficie en el caso de la variante GLX.

 

En la zaga, las ópticas LED son las que delatan las distintas versiones, siendo mucho más atractivas y modernas las de la variante superior GLX y más convencionales y tradicionales las de la versión GLE. El antiniebla trasero se sitúa ahora en posición central bajo la matricula.

 

El nuevo Swift mide 4 cm más de ancho que el anterior, pero reduce su altura (-1,5 cm)  y longitud (-1 cm) respecto de la anterior generación del modelo. Aún así ofrece una mayor capacidad interior que antes, ya que se han reducido proporcionalmente los voladizos e incrementado la distancia entre ejes (+ 2 cm) , lo que junto a la mayor cota de anchura disponible habilita un mayor espacio interior que ha permitido a Suzuki mejorar el confort a bordo.

 

Al contrario que la tendencia habitual del sector, Suzuki ha optado por reducir en unos milímetros la altura a la que viajan los pasajeros (-21 mm los delanteros y -25 los traseros) distancia suficiente como para proporcionar mayor distancia de sus cabezas al techo, lo que proporciona una mayor sensación de espacio a bordo, que se deja sentir mucho más en las traseras gracias a la mayor ganancia en anchura de las mismas. Y todo esto se logra aportando además mayor espacio al maletero, que aumenta su capacidad en 54 litros, hasta alcanzar los 265 litros, ampliables a 579 en caso de abatir los respaldos de las plazas traseras, capaces ahora de transportar a tres adultos.

 

El nuevo Swift emplea la nueva generación de la plataforma “Heartect”, mucho más ligera y que aporta mayor rigidez. Factores que, añadidos al menor peso total del coche, que ha perdido 120 kg hasta quedarse en unos pírricos 840 kg, facilitan que este nuevo Suzuki ofrezca una conducción especialmente divertida en carreteras sinuosas y sea más estable al circular en rectas aprovechando las mejores prestaciones y entrega de potencia de sus mecánicas y logrando mayor eficiencia en los consumos.

 

En el interior, el nuevo Swift es más deportivo y funcional. A lo primero ayuda especialmente el nuevo diseño de todos los relojes, mandos y controles del salpicadero, donde todo adquiere forma redondas salvo las pantallas del sistema de info entretenimiento que ocupa la parte central. El volante multifunción también cambia. El arco inferior se allana proporcionando mayor espacio para las piernas del conductor, a quien los diseñadores sitúan ahora como elemento principal al orientar la consola en 5º hacia su posición. En la versión superior, el cuadro de la instrumentación incorpora una pantalla LCD color de 4,2” entre ambos relojes, a través de la cual el conductor recibe además de los habituales, múltiples datos y gráficos sobre el comportamiento, estado y rendimiento del vehículo de forma muy clara y vistosa.  

 

También incorpora una nueva pantalla táctil de 7 “ que permite conectar el Smartphone al sistema de audio mediante bluetooth y puerto USB y utilizar las distintas aplicaciones a través de Apple Car Play, Android Auto o Mirror Link, lo que garantiza la conectividad a bordo.

 

En materia de seguridad, las últimas tecnologías también están presentes en el nuevo Swift. Gracias a una cámara monocular dotada con sensor laser, incorpora un avanzado sistema de detección laser mediante el cual puede ofrecer avanzadas funciones de seguridad. Entre estas se encuentra el sistema de control predictivo de frenada, la alerta de cambio de carril, el asistente de luces de largo alcance, control de velocidad adaptativo (para el cual emplea las funciones de radar milimétrico) y alerta anti fatiga. Funciones todas ellas que ayudan a mejorar la seguridad al volante. Eso sí, algunas de ellas obligan a acostumbrarse a oír el elevado y desagradable pitido que avisa al conductor de que no está guardando la debida distancia con el coche precedente. Aunque este se acostumbre, lo cierto es que la primera vez provoca cierto desconcierto tanto en el conductor como especialmente en los pasajeros a bordo.

 

El nuevo Swift se ofrece en el mercado español con dos opciones mecánicas. La más interesante es el nuevo 1.0 Boosterjet Turbo de 111 CV, dotado con el sistema SHVS (Smart Hybrid Vehicle by Suzuki) que le convierte en el único turbohíbrido de su segmento. Este sistema, ligero y compacto, funciona de idéntico modo a como lo hace en otros vehículos que incorporan una mecánica híbrida. Es decir, en situaciones que requieren de un elevado consumo de combustible (especialmente en arrancadas o al acelerar a fondo), el sistema ayuda a reducir los consumos de combustible aportando el pequeño motor eléctrico ISG (Integrated Starter Generator) de 6kW que incorpora la electricidad que el propio vehículo genera a través del sistema de frenada regenerativa. Gracias a ello, el Swift dotado de esta mecánica alcanza unos reducidos consumos (4,3 l /100 km) y emisiones (97 g CO2/km).

 

La otra variante mecánica es la 1.20 Dualjet de 66 kW (90 CV). Se trata de un bloque ligero y compacto, dotado opcionalmente con el mencionado sistema SHVS, que Suzuki ya ofrece en otros modelos de su gama, como el Baleno o el recientemente presentado nuevo Ignis. Revisada recientemente, este motor reduce en un 5 por ciento el consumo de combustible que ofrecía sobre el anterior Swift. Además de la transmisión manual de 5 velocidades que se ofrece de serie, Suzuki también lo ofrece en combinación con un cambio automático CVT de variador continuo, de suave funcionamiento, aunque en este caso no sería combinable con el SHVS.

 

Tampoco lo sería la tracción total. La gama del nuevo Swift se completa con las versiones dotadas del sistema de tracción a las cuatro ruedas AllGrip Auto, de acoplamiento viscoso, mediante el cual se distribuye de forma automática el par motor a cada rueda del vehículo. El Swift es el único modelo de su segmento en disponer de tracción a las cuatro ruedas. El sistema está disponible únicamente en combinación con la mecánica 1.2 gasolina acoplada al cambio manual de 5 velocidades.

 

Los nuevos Suzuki Swift ya están a la venta desde 15.250 a 18950 euros, aunque con los 2000 euros de descuento que ofrece Suzuki y otros 1000 adicionales de promoción en la financiación, el precio final del modelo sería de 12.250 a 15.950 euros, valores que les sitúan en una posición muy competitiva frente al resto de sus principales rivales en el segmento de los polivalentes