Nuevo Toyota Yaris

Renovada imagen exterior con un acabado interior más refinado y actual. El nuevo Toyota Yaris se presenta con un equipamiento más completo y más de 900 nuevos componentes integrados a bordo, entre los cuales se encuentra el nuevo motor gasolina 1.5 VVT-iE de 82 kW (111 CV)  y las mejoras llevadas a cabo para optimizar el funcionamiento de la versión híbrida incrementando tanto su confort de marcha como la precisión de la dirección.

Toyota quiere dar un fuerte impulso a las ventas de su utilitario en esta nueva entrega del mismo.  Para ello parte del éxito alcanzado por el modelo actualmente a la venta, que ha incrementado las ventas del modelo en más del 6,5 por ciento hasta superar las 208.000 unidades en toda Europa en 2016. Pero también lo hace de los importantes objetivos de mejora en cuanto a diseño, calidad, rendimiento y seguridad que se han fijado como metas los técnicos de la marca japonesa encargados de renovar el Yaris.

El nuevo Yaris es un coche áun más europeo de lo que ya lo era anteriormente. Todos los cambios y adaptaciones del nuevo modelo han sido ideados y llevados a cabo por los equipos del Centro Europeo de Diseño de Toyota en el sur de Francia. Allí se han bocetado y desarrollado las importantes modificaciones exteriores e interiores de su diseño. La imagen exterior ofrece un estilo más dinámico y refinado, en el que las líneas horizontales ganan peso buscando expresar tanto el confort de una mayor amplitud a bordo como el dinamismo que permite ganar disponer de un centro de gravedad más bajo.

 

El frontal dispone de un nuevo paragolpes —en forma de catamarán— y nuevas ópticas. Determinadas versiones de la gama incorporarán además luces diurnas LED creando un marco en forma de horquilla alrededor del faro principal.  La parrilla trapezoidal es levemente más ancha que la anterior y varía en función de las versiones de acabado. Las variantes Feel! estan elaboradas con un patrón en forma de panel de abeja, mientras que el resto cuenta con una disposición de listones horizontales escalonados que resulta más llamativa. A ambos lados de la parrilla se integran los también renovados proyectores antiniebla, más compactos y con detalles cromados en las versiones de acabado superior. El renovado diseño de todos estos elementos enfatiza esa mayor sensación de anchura y dinamismo ya comentada.

 

Visto desde el lateral, la imagen del nuevo Yaris diseñada de delante hacia atrás gana en dinamismo. Una nueva moldura inferior en las puertas añade deportividad al conjunto. En la zaga el portón trasero ha sido rediseñado al igual que las ópticas, ahora de mayor tamaño y con un diseño mucho más atractivo que aportan una mayor sensación de longitud y firmeza tanto a la zaga como a la vista lateral, pues se adentran bastante en el lateral del coche hasta prácticamente llegar a tocar las puertas. Los nuevos pilotos se presentan rematados en negro o cromados, según las versiones de acabado e incorporan luces de freno y de posición LED con guías luminosas. El paragolpes también cambia de forma adoptando ese estilo catamarán ya visto en el frontal del nuevo Yaris. Detalles negros insertos en sus extremos y en la zona inferior potencian la calidad del nuevo diseño.

 

Cuando se ponga a la venta, los compradores del nuevo Yaris podrán solicitar su modelo en hasta diez colores diferentes de pintura gracias a la incorporación de las dos nuevas tonalidades, Azul Hydro y Rojo Tokio. En el interior también encontrarán nuevas tapicerías, colores y acabados, así como importantes mejoras en la instrumentación y elementos de control. Estos últimos se han llevado a cabo buscando ofrecer una mejor ergonomía a bordo y potenciar el funcionamiento y rendimiento de la interfaz HMI. Así, en el cuadro junto al nuevo diseño de dos grandes relojes analógicos se introduce una nueva pantalla TFT multiinformacion de 4,2 pulgadas, cuyos datos son accesibles y ajustables gracias a los mandos integrados en el rediseñado volante multifunción de tres radios. En el tablero de a bordo, las rejillas de ventilación tienen ahora forma de hélice. El ambiente predominante es azul y negro, gracias también a la sofisticada iluminación de los instrumentos en ese color, aunque hay más opciones de color en cuanto al acabado interior del coche y su combinación con las tapicerías y guarnecidos que permiten adaptar el coche al gusto de cada cliente.

 

Con el nuevo Yaris se incorpora a la gama un nuevo motor cuatro cilindros gasolina 1.5 litros que sustituye al 1.33 litros de la gama anterior. Cumplidora de las nuevas normas Euro6c, esta mecánica pertenece a la familia de propulsores ESTEC (Economy with Superior Thermal Efficient Combustion— desarrollada por Toyota. De 1.496 cm3 de capacidad, esta mecánica de atmosférica aporta 82 kW (111 CV) de potencia máxima y entrega 136 Nm de par máximo a 4400 rpm permitiendo en todo momento una conducción cómoda y segura en todo tipo de vías. Con la nueva mecánica, el Yaris gana en capacidad de aceleración (mejora en 0,8 s su aceleración 0-100, de 11,8 a 11,0 segundos) y reduce en 1,2 segundos su cifra de recuperación 80-120 (ahora fijada en 17,6 s).

 

Con un 38,5 % de eficiencia térmica, este nuevo bloque 1.5L está entre los mejores del mercado en su categoría. Para lograrlo, se ha rediseñado la cámara de combustión, incorporado nuevos pistones, y se le hace funcionar a una elevada relación de compresión (13,5:1) .  También adopta un nuevo sistema de recirculación para los gases de escape (refrigerado), y cuenta con calado variable de válvulas controlado eléctricamente (VVT-iE), lo que permite al motor cambiar su funcionamiento del ciclo Otto al ciclo Atkinson para proporcionar la máxima eficiencia según las distintas exigencias de conducción. Además de por todas estas mejoras, los consumos y emisiones también mejoran gracias a la introducción de un nuevo colector de escape refrigerado por agua.

 

Otra de las ofertas mecánicas mejoradas en el nuevo Yaris es la híbrida. Toyota es el único fabricante que, al menos por el momento, ofrece estas mecánicas en el segmento B, y la marca ha escuchado las opiniones de los clientes que ya contaban con una de ellas para introducir importantes mejoras que han permitido conseguir una conducción más silenciosa y confortable así como un control más preciso de la dirección. Para todo ello han instalado nuevos soportes para el motor, limitado los desplazamientos de este, e incorporado un nuevo eje de transmisión delantero, un nuevo bastidor auxiliar delantero y modificado el sistema de admisión de aire y dotado al sistema de escape de un nuevo silenciador auxiliar. La amortiguación mejora gracias a la adopción de modificaciones en la fuerza de amortiguación y al rediseño de las válvulas de los amortiguadores. Por último, la dirección asistida eléctrica del Yaris ha sido objeto de distintos ajustes tendentes a reducir la fricción y suavizar la respuesta a las exigencias del conductor, con resultados óptimos en cuanto a las trazadas en curva y al mantenimiento de la linealidad en recta.

 

En cuanto a la seguridad, como era de esperar el pack tecnológico Toyota Safety Sense con el que la marca equipa a todos sus modelos también estará presente en el Yaris, incluyendo en él el Sistema de Seguridad Precolisión con frenada de emergencia, control inteligente de luces en carretera, avisador de cambio involuntario de carril, reconocimiento de señales de tráfico.  Además, se han  introducido limitadores de fuerza y pretensores en los cinturones de seguridad traseros, nuevos airbags de cortina laterales nuevos ajustes en los puntos de anclaje Isofix y mayor protección contra las lesiones cervicales en las sujeciones para la cabeza.