Nuevos Audi TT RS Coupé y Roadster

El motor cinco cilindros 2.5 TFSI de Audi fabricado en aluminio es el corazón que impulsa a los nuevos Audi TT RS Coupé y Roadster. Su inimitable sonido, el desbordante empuje de sus 400 CV de potencia y la ya tradicional eficacia del sistema de tracción quattro generan un sinfín de sensaciones en ambas versiones. Además de los 60 CV adicionales de potencia, las nuevas versiones RS del Audi TT en sus diferentes configuraciones de carrocería incorporan luces traseras de tecnología Matrix OLED.

Audi ha mejorado al 2.5 TFSI  (siete veces elegido “Motor del Año” de forma consecutiva) en todas sus áreas buscando una mayor reducción de su peso con medidas que afectan al principio de construcción ligera, a la reducción de fricciones internas y al aumento de potencia. Sin alterar su capacidad (2.480 cm3), las prestaciones se han incrementado un 17 por ciento y ahora rinde mayor potencia que nunca antes, 400 CV (294 kW), y ofrece un par motor máximo de 480 Nm disponible entre 1.700 y 5.850 rpm, lo que asegura una fantástica capacidad de empuje acompañada de un sonido inimitable. 

Debido a la secuencia de encendido 1-2-4-5-3 que alterna entre los cilindros adyacentes y los opuestos, se logra un funcionamiento y un sonido muy característicos. El TT RS Coupé acelera de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y el Roadster en 3,9 segundos –prestaciones de auténticos superdeportivos–. La velocidad máxima puede autolimitarse a 250 ó 280 km/h. A pesar de las prestaciones mejoradas, el consumo medio de combustible es de 8,2 l/100 km (Coupé) y 8,3 l/100 km (Roadster).

La potencia del motor 2.5 TFSI se transmite al sistema de cuatro ruedas motrices quattro mediante la caja de cambios automática S tronic de 7 velocidades, que lleva a cabo las transiciones de una manera muy rápida. Su embrague multidisco se encarga de distribuir la potencia entre los dos ejes en función de las necesidades, lo que garantiza el máximo agarre y un mayor placer de conducción. El control selectivo de par hace que la dinámica sea aún más ágil y segura. Mediante el sistema Audi drive select, el conductor puede modificar el comportamiento de la tracción quattro, así como el de otros sistemas tales como la dirección, el cambio S tronic, el mapa del motor y las mariposas de los escapes. Los cuatro modos que lo conforman son: comfort, auto, dynamic e individual.

El tren de rodaje y su influencia en el comportamiento dinámico A su ligereza de peso, el Audi TT RS suma un chasis deportivo que mejora las cualidades dinámicas. La dirección progresiva con reglaje específico RS establece un enlace muy cercano con el asfalto y aumenta las sensaciones al volante. En el eje delantero equipa unos frenos delanteros con discos ventilados en el interior de unas llantas de 19 pulgadas de diámetro –20 pulgadas y más ligeras en opción–. También están disponibles en el catálogo de opciones unos discos carbocerámicos en el eje delantero. En el eje trasero la frenada queda en manos de unos discos macizos. Opcional es la suspensión deportiva RS Plus con Audi magnetic ride, que permite ajustes electrónicos mediante el sistema de conducción dinámica Audi drive select.

Por primera vez en un modelo de producción en serie de Audi, la tecnología Matrix OLED (diodo emisor de luz orgánica) se emplea en los grupos ópticos traseros de forma opcional. Estos faros emiten una luz extremadamente precisa y homogénea, que además no proyecta sombras ni requiere de ningún reflector, lo que hace que sean ligeros, eficientes y muy llamativos a la vista. Cada uno contiene cuatro finas unidades, que se van haciendo pequeñas de dentro hacia fuera. La más grande de ellas lleva impreso el logotipo TT y los cuatro aros de Audi. El TT RS tiene faros LED delanteros y luces traseras LED de serie. Los primeros también se pueden pedir de forma opcional con la tecnología Audi Matrix LED.

Los nuevos TT RS Coupé y TT RS Roadster rezuman deportividad a través de elementos como las grandes entradas de aire, la parrilla Singleframe que incluye un nuevo diseño de panal de abeja y un nuevo logo con la inscripción quattro, el alerón trasero fijo (opcionalmente puede ser retráctil) y las dos grandes salidas de escape ovaladas. En los laterales, los faldones de corte aerodinámico enfatizan el diseño deportivo. Las dos versiones miden 4,19 metros de longitud, 1,83 metros de ancho y 1,34 metros de alto.

Los mandos de control y el display en el nuevo TT RS se centran por completo en el conductor. Toda la información se muestra en el tablero de instrumentos digital Audi virtual cockpit –de serie–, que cuenta con una pantalla de 12,3 pulgadas. En ella se pueden elegir tres vistas diferentes, entre las que se incluye una específica RS, en la que el protagonismo es para el cuentarrevoluciones y algunas informaciones relativas a la presión de los neumáticos, el par o las fuerzas G, entre otras. El cuentavueltas también incluye un indicador de cambio de marcha. Si la transmisión S tronic de 7 velocidades funciona en modo manual, unos segmentos de color verde, naranja y rojo describen una secuencia a medida que aumentan las revoluciones. Justo antes de que el motor alcance su régimen de giro máximo, todo el gráfico parpadea en color rojo.

Por primera vez en el RS, el volante deportivo de cuero con levas incluye dos mandos satélite para el encendido/apagado del motor, así como para manejar el sistema de conducción dinámica Audi drive select, independientemente de los botones multifunción. Además, el conductor puede modificar las mariposas de las salidas de escape para que cambie el sonido del motor mediante un botón situado en la consola central.

Audi también ofrece una gran cantidad de tecnología de información y entretenimiento de alto nivel. Entre el equipamiento de serie figura el MMI Navegación plus con MMI touch, que incluye búsqueda sin texto y control de voz con reconocimiento de lenguaje natural, así como el modulo opcional de conexión online Audi connect y el punto de acceso Wi-Fi. Mediante el Audi phone box, los teléfonos móviles compatibles con el estándar Qi se pueden cargar de forma inductiva y emparejar con la antena del coche para lograr una recepción óptima. La interfaz para teléfonos Audi smartphone interface muestra determinadas aplicaciones del móvil directamente en la pantalla del Audi virtual cockpit. La app Audi Sport Performance permite ver los tiempos por vuelta en circuito, además de la velocidad, los tiempos parciales, el ángulo de dirección, las fuerzas G, el régimen de giro del motor y la presión sobre el freno y el acelerador. También indica la posición exacta del TT RS en la pista. El sistema de audio Bang & Olufsen proporciona una espectacular experiencia de sonido a bordo.