Opel competa su gama SUV con el Grandland X

El próximo mes de septiembre Opel presentará en el Salón de Francfort el nuevo Grandland X, el modelo SUV que completa la gama de vehículos todocamino de la marca germana recién adquirida por el Grupo PSA sumándose a los Mokka X y Crossland X, vehículos ambos fabricados en España.

 

De 4,5 m de longitud, el Grandland X será el SUV de mayor tamaño en la gama de Opel, un modelo que permitirá a la marca de Russelsheim pelear por su trozo del pastel en el segmento de los crossover compactos del que hasta la fecha permanece ausente. Según el propio CEO de Opel, KT Neumann (ver video), el Grandland X aporta dos grandes cualidades. La primera es el “irresistible aspecto offroad de su carrocería”, que le dota de una atractiva y muy personal imagen, con detalles diferenciales como el acabado bicolor de la carrocería, su alabeado pilar  C o el remate asimétrico del pilar A en el que acaba el capó delantero. La segunda, la “elevada capacidad de lucha por el confort y seguridad de sus ocupantes que el Grandland puede hacer” gracias al completo equipamiento que ofrece. 

Entre ellos podemos encontrar, bien como elemento de serie, bien como elementos adicionales, control de crucero activo, frenada automática de emergencia con detección de peatones, asistente de aparcamiento, cámara de visión 360, alerta por cansancio, control de tracción con Grip control con reparto de par en cinco niveles, asientos calefactados, reconocimiento de señales de tráfico, asistente de mantenimiento de carril, conectividad móvil CarPlay o Android Auto con servicios Opel OnStar y panel de recarga inalámbrica para dispositivos móviles, portón del maletero con sistema gestual de apertura, etc.

 

Pese a integrar la familia SUV de Opel, el Grandland recurre para su frontal a las nuevas señas de identidad Opel que ha establecido el Insignia, más que a mantener las mostradas en los Mokka X y Crossland X. Así, cuenta con las bandas cromadas en forma de ala a ambos lados del logo en la parrilla delantera y con los faros de tecnología LED que pueden integrar, según versiones, las distintas tecnologías y funciones inteligentes adaptativas.

En la trasera, las ópticas adoptan una posición más vertical que frena, bajo el pliegue de la carrocería que conforma el falso alerón bajo la luneta, la acusada inclinación de esta. En la zona inferior, las protecciones aumentan su tamaño dando un robusto aspecto offroad al coche.

 

El Grandland X mide casi 20 cm más los otros dos SUV de Opel. Con sus casi 4,48m de largo, 1,85 de ancho y 1,64 de altura. Sus 2.675 mm de distancia entre ejes permiten al Grandland X ofrecer a bordo un amplio y cómodo interior capaz para transportar a cinco adultos con todo su equipaje. El maletero cuenta con 514 litros de capacidad, que pueden incrementarse hasta alcanzar los 1.652 litros de capacidad si abatimos los respaldos de las plazas traseras.