Peugeot iOn, solución de movilidad urbana

 

Pensado para hacer más fáciles los desplazamientos urbanos.El Peugeot iOn es un automóvil 100% eléctrico, cuyas dimensiones y carácter ecológico y silencioso le convierten en un compañero ideal para afrontar el tráfico urbano, incluso cuando este encuentra limitaciones a la circulación. Esto es posible gracias a su total ausencia de emisiones CO2, a la autonomía de hasta 150 kilómetros y a su gran agilidad y capacidad de maniobra en espacios reducidos (apenas necesita 4,50 m para girar por completo). 

Gracias a todo esto, el iOn está completamente a salvo de las posibles restricciones al trafíco provocadas por los excesos de contaminación y las normas de estacionamiento regulado tampoco le afectan, pues al ser un vehículo completamente eléctrico está exento del pago de las tasas. Esto hace del iOn un modelo ciertamente interesante además de para las empresas de carsharing, también para aquellas empresas que precisan de vehículos de transporte para desplazar a sus trabajadores por el centro de la centro de la ciudad a precios asequibles y reducidos.

Además de las importantes ventajas económicas que supone utilizar la movilidad eléctrica en los transportes urbanos, el precio de adquisición del iOn también resulta especialmente accesible gracias a la financiación que ofrece PSA Financial Services Spain. Por 130 euros al mes, pagando una entrada de 13.063 euros y financiando la compra a 84 meses ya puedes disponer de un Peugeot iOn  para tus desplazamientos.

 

Con el iOn, Peugeot plantea una alternativa sostenible, conectada, segura y confortable ante los problemas que plantea el denso tráfico urbano. Como vehículo eléctrico, el iOn emerge como una solución cada vez más atractiva para su uso en las grandes ciudades, especialmente en aquellas que, como Madrid, Londres, París, Bucarest o Budapest,  ya han limitado la entrada al centro urbano en episodios de alta polución, o bien, como Barcelona o Valencia, están estudiando adoptar próximamente soluciones similares.

Además el iOn disfruta de otras ventajas como pueden ser el poder disfrutar de estacionamiento gratuito, acceso a calles y zonas restringidas para el resto de vehículos, reducción de los impuestos municipales o la posibilidad de utilizar carriles Bus VAO con un solo ocupante a bordo del vehículo.

El eléctrico de Peugeot —desarrollado y producido conjuntamente con el Mitsubishi i-MIEV y el Citroën C-Zero— ofrece cuatro plazas y una habitabilidad de primer nivel en unas dimensiones muy compactas de tan sólo 3,48 metros de largo y 1,47 de ancho. Su ya comentado ajustado radio de giro y la dirección asistida eléctrica le permiten moverse con agilidad y convertir las maniobras de aparcamiento más complicadas en un juego de niños.

Los 150 km de autonomía del Peugeot iOn por ciclo de carga son más que suficientes para cubrir el 90% de los trayectos cotidianos que realizan los automovilistas. Según distintos estudios, la media de estos desplazamientos son inferiores a los 60 km de recorrido.

La recarga completa de su batería se efectúa en 6 horas conectado a una toma doméstica clásica. Si lo conectamos a un enchufe específico para recarga rápida la batería se recargaría al 50 % de su capacidad en  tan solo 15 minutos y al 80 por ciento en 30 minutos. Cifras perfectamente asumibles para el conductor medio, máxime si tenemos en cuenta que, en uso urbano y periurbano, los coches están parados el 90 por ciento del tiempo.