Porsche lanza un híbrido… ¡Como nuevo tope de gama!

Ver para creer. El modelo tope de la gama Porsche… ¡Es un híbrido!. La marca de los turbo y la deportividad tiene como nuevo modelo tope de gama un híbrido enchufable. Y nada menos que con 700 CV de potencia. Se trata del nuevo Panamera Turbo S E-Hybrid que la marca de Stuttgart va a presentar en apenas diez días en el Salón de Ginebra. Una berlina llamada a marcar grandes logros, como el primero que ya ha conseguido al convertirse en la berlina híbrida más rápida. 

El propulsor V8 4 litros del Panamera Turbo se combina en ella con un motor eléctrico, dando como resultado una potencia conjunta de 680 CV y una entrega de par casi inmediata, desde muy bajo régimen, apenas por encima del ralentí, de 850 Nm. Esto se traduce en una aceleración de 0 a 100 km/h de apenas 3,4 segundos con una velocidad máxima de 310 km/h.

Para propulsarse, el Panamera Turbo S E-Hybrid recurre al sistema de cuatro ruedas motrices que se monta en el 918 Spyder, el superdeportivo de la marca alemana. Pues bien, con semejante potencial bajo el capó, según las mediciones hechas por Porsche bajo el nuevo ciclo de homologación europeo (NEDC), el consumo medio de combustible son unos sorprendentes 2,9 l/100 km. Tan reducida cifra es posible gracias a que el Panamera Turbo S E-Hybrid puede funcionar utilizando exclusivamente energía totalmente eléctrica hasta un total de 50 kilómetros.

 

Después del exitoso estreno del Panamera 4 E-Hybrid, que emplea un propulsor V6 junto a un motor eléctrico, Porsche demuestra una vez más que la tecnología híbrida ofrece un gran potencial en cuanto a prestaciones se refiere.

 

El nuevo Panamera Turbo S E-Hybrid combina un motor eléctrico de 100 kW (136 CV) con una mecánica  V8 de gasolina de 404 kW (550 CV). El embrague separador instalado en el módulo híbrido funciona de forma electromecánica, a través de un actuador eléctrico (ECA), al igual que lo hace en el ya conocido  Panamera 4 E-Hybrid. El resultado es un tiempo de respuesta muy corto y un elevado nivel de confort. Como ocurre con el resto de versiones de la segunda generación del Panamera, la rápida caja de cambios de doble embrague y ocho marchas Porsche Doppelkupplung (PDK) se utiliza para transmitir la potencia al sistema de tracción total activo Porsche Traction Management (PTM).

 

Las prestaciones "E-Performance" permiten que el nuevo Porsche Panamera Turbo S EHybrid acelere de 0 a 100 km/h en sólo 3,4 segundos y alcance una velocidad máxima de 310 km/h, estableciendo así las mejores referencias en su categoría. Está equipado de serie con suspensión neumática y ofrece un equilibrio único en su segmento: el confort de una berlina de lujo, a la par que unas cifras de prestaciones de auténtico deportivo.

La potencia que recibe el motor eléctrico procede de una batería de iónes de litio de refrigeración líquida, con una capacidad de 14,1 kWh. Esta batería de alto voltaje integrada en la parte trasera, se recarga por completo en sólo seis horas, con una intensidad de corriente de 10 amperios conectada a un enchufe de 230 voltios. En caso de utilizar el cargador de a bordo opcional, de 7,2 kW en lugar del de 3,6 kW equipado de serie, y también en una toma de corriente normal de 230 voltios pero aumentando la intensidad a 32 amperios, el Panamera sólo necesitará 2,4 horas para recargar totalmente su batería. El proceso de carga también puede iniciarse utilizando un temporizador, bien a través del Porsche Communication Management (PCM) o de la app Porsche Car Connect (para smartphones y Apple Watch). Además, el Panamera Turbo S E-Hybrid cuenta con un sistema de climatización auxiliar para enfriar o calentar el habitáculo, incluso durante la carga.

Gracias a todo ello, el Panamera Turbo S E-Hybrid ofrece una perfecta combinación de prestaciones, confort y eficiencia. El arranque se efectúa en modo completamente eléctrico, E-Power. Y, ya en movimiento, puede recorrer hasta 50 kilómetros sin producir ningún tipo de emisiones. Si se traspasa un punto de presión específico en el pedal del acelerador o el nivel de carga de la batería se encuentra por debajo de un valor mínimo, el Panamera pasa automáticamente a funcionar en el modo "Hybrid Auto", en que dispone de la potencia de ambos motores. El consumo que consigue en el nuevo ciclo de homologación europeo (NEDC) para modelos híbridos enchufables es de 2,9 litros de gasolina por cada 100 kilómetros recorridos (66 g/km de CO2) y de 16,2 kW/h de energía eléctrica en esa misma distancia.

El nuevo tope de gama de esta segunda generación del Panamera no llegará al mercado europeo hasta el próximo mes de julio. Antes, del 7 al 19 de marzo, se podrá contemplar con motivo de su estreno mundial en el Salón del Automóvil de Ginebra. Cuando se ponga a la venta, Porsche ofrecerá además de la versión habitual Gran Turismo de cuatro puertas también, una segunda variante de carrocería bajo la denominación Executive, con una distancia entre ejes ampliada en 150 milímetros.

El Panamera Turbo S E-Hybrid incluye como parte de su equipamiento de serie los frenos cerámicos Porsche Ceramic Composite Brake (PCCB), el Porsche Dynamic Chassis Control Sport (PDCC Sport), del que forma parte el Porsche Torque Vectoring Plus (PTV Plus); la dirección asistida Power Steering Plus y las llantas de aleación de 21 pulgadas con el diseño 911 Turbo. También es parte del equipamiento de serie el climatizador auxiliar, el sistema de aerodinámica activa y la suspensión neumática con tres cámaras, con el sistema Porsche Active Suspension Management (PASM). La versión de batalla larga está equipada de serie con un eje trasero direccional. Los precios finales para el mercado España son de 190.387 euros para el Panamera Turbo S E-Hybrid y de 204.060 euros para la versión Executive.