PSA producirá vehículos de última generación en Irán

En colaboración con la empresa local Irán Khodro, el Grupo PSA (Citroën, Peugeot y DS) ha creado una joint venture para la producción de vehículos de última generación en el país asiático, según el acuerdo alcanzado y rubricado a finales del pasado mes de junio entre ambas compañías.

Además de inaugurar un nuevo capítulo en la colaboración ya preexistente entre ambas compañías, el acuerdo también supone la apertura de nuevas perspectivas para los clientes de las marcas del fabricante francés en irán,  a los que en adelante se ofrecerá una movilidad dotada de los más elevados estándares de confort, seguridad y respeto al medio ambiente. Irán es uno de los mercados históricos de la marca Peugeot.

Con motivo de la firma, Jean-Christophe Quémard, Director de PSA para Oriente Medio y África ha declarado: “Nuestro proyecto con Iran Khodro entra hoy en una etapa decisiva. Ambas compañías hemos mantenido intensas negociaciones tal como anunciamos con motivo de la visita del Presidente Rohani a París en enero de 2016.Estoy muy orgulloso de poder aportar a nuestros clientes iranís la mejor tecnología del Grupo PSA.».

 

Esta joint-venture, cuyo capital está repartido al 50%, invertirá hasta 400 millones de euros en los próximos cinco años en capacidad industrial e Investigación y Desarrollo. Esta inversión permitirá el desarrollo de una herramienta industrial competitiva con la que fabricar y comercializar los modelos Peugeot 208, 2008 y 301 equipados con motores de última generación.

 

El acuerdo alcanzado prevé la creación de una JV en la zona industrial de Teherán para fabricar nuevos vehículos Peugeot de última generación sobre la base de una plataforma que permitirá asimismo a Iran Khodro desarrollar sus propios vehículos.Asimismo, facilita la actividad exportadora en la región de los productos a elaborar bajo la nueva JV y, lo más importante, supone la recuperación de las relaciones contractuales sobre la producción de vehículos de la marca Peugeot vendidos actualmente en Irán.

Las primeras unidades saldrán de las líneas de producción de la fábrica de Teherán a lo largo del segundo semestre de 2017.

Irán es un país clave en la estrategia de desarrollo de la región de Oriente Medio y África, tercer pilar de crecimiento internacional del Grupo PSA. El mercado iraní alcanzó, en 2011, un máximo de 1,6 millones de vehículos vendidos. La previsión es que alcance de nuevo rápidamente este tope y que se eleve a 2 millones de vehículos en el año 2022. El parque de vehículos Peugeot en Irán se estima en más de 4 millones de vehículos.