Renault Kwid, movilidad accesible

En su búsqueda por ofrecer movilidad asequible para todos, Renault refuerza su internacionalización con un nuevo modelo que, sobre una nueva plataforma dentro de su alianza con Nissan, permite el desarrollo de un nuevo modelo que ofrece estilo, robustez y facilidad de uso. Ese modelo es el KWID, un vehículo del segmento A-mini, dotado de un atractivo estilo, con un moderno amplio y acogedor interior y que además está dotado de prestaciones dignas de modelos del segmento superior.

Renault afirma haber encontrado la cuadratura del circulo con su nuevo KWID, un modelo que ofrece cuanto un usuario puede precisar en su movilidad a precios accesibles y que se comenzará a comercializar a partir del segundo semestre de este año en India.

Dotado de un diseño tipo SUV adaptado a su tamaño, el KWID es una oferta sin equivalente actualmente en el segmento de los coches pequeños, al igual que el color bronce dorado, hasta la fecha inédito en la gama del fabricante. Este pequeño modelo se caracteriza en su diseño por sus cortos voladizos, la elevada distancia de la carrocería respecto del suelo (180 mm) y por ofrecer unas muy reducidas dimensiones exteriores (3,68 m de longitud por 1,58 metros de ancho) que le configuran como un modelo especialmente apto para la circulación en aquellas ciudades donde el tráfico , tanto de vehículos como de peatones, es excesivo.

 

Su frontal es muy vertical, con la calandra muy marcada y estructurada en torno al logo y unos grupos ópticos bien integrados. Lateralmente, se observan unos flancos levemente ahuecados , de suaves y dinámicos trazos, con los pasos de rueda bien marcados y una línea de cintura elevada, especialmente en su zona más cercana a la zaga del vehículo..

 

La amplia superficie acristalada –con el parabrisas delantero muy adelantado e inclinado- anticipan un interior luminoso y que permite una buena visibilidad tanto al conductor como a los pasajeros. El ambiente viene marcado por el diseño claramente horizontal del salpicadero, dotado de un cuadro de instrumentación digital, grandes aireadores y con equipos tanto multimedia como de navegación bien integrados en su zona central  junto a una gran pantalla táctil de 7 pulgadas desde la cual manejarlos. Esto garantiza la conectividad tanto para el vehículo como para los ocupantes, gracias a la incorporación de tecnologías avanzadas en materia de comunicación y entretenimiento en el confortable ambiente que se ofrece a bordo del Kwid.

 

Pensado por y para mercados del automóvil similares al de la India, el Kwid inicialmente se va a comercializar a partir del segundo semestre del 2015 en el mercado del país asiático, desde donde probablemente se irá extendiendo por otros mercados de la zona.