Seat Ibiza, un coche de leyenda

Seat se prepara para el lanzamiento de la quinta generación del Seat Ibiza, el modelo del que la marca española ya ha vendido más de 5,4 millones de unidades y del cual exporta a más de 75 países el 80 por ciento de su actual producción. El Ibiza lleva ya 33 años en el mercado y además de ser el coche que salvó en su momento la continuidad de la marca en el mercado ha sido también el que ha internacionalizado la marca y el que mayores satisfacciones le ha dado.

Seat comienza el año pensando en el lanzamiento del nuevo Ibiza. Y para ello además de calentar motores aquí https://www.youtube.com/watch?v=QKbphzXQ6LI  nos recuerda algunos datos curiosos sobre el modelo producido en la planta de Martorell.

En 1984, Michael Jackson revolucionaba el mundo de la música con Thriller y, en el cine, “Los Cazafantasmas” e “Indiana Jones y el Templo Maldito” reventaban la taquilla. Aquel mismo año nacía no sólo el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, sino también el gran protagonista de la automoción española desde entonces, el Seat Ibiza. Son ya 33 los años ininterrumpidos que las sucesivas generaciones del modelo español lleva recorriendo las calles de todo el mundo. Estas son algunas de las principales curiosidades de su historia.

En tres décadas, el Seat Ibiza suma cuatro generaciones. Hasta el día de hoy, es el turismo español más vendido, con más de 5,4 millones de unidades. Si las pusiéramos todas en línea recta, superarían la distancia entre Barcelona y Nueva Zelanda.

Todas las generaciones del Ibiza han sido diseñadas, desarrolladas y producidas en Barcelona. Tres grandes nombres de la industria del motor colaboraron para el nacimiento del Ibiza. El director de Diseño que se encargó de la primera generación fue el italiano Giorgetto Giugiaro;  el desarrollo del motor se realizó con la colaboración de Porsche, dando origen a la denominación System Porsche; y para la industrialización de la carrocería Seat recurrió a la colaboración con la siempre prestigiosa Karmann.

Hoy, 33 años después, más de 700 robots intervienen en su producción. Cada vehículo consta de 3.000 piezas y recorre casi 12 kilómetros a lo largo de su proceso de fabricación. Desde 1984, además, se han utilizado más de 70 millones de kilos de pintura, el equivalente a pintar más de 1.000 veces la Torre Eiffel.

De la planta de Martorell salen cada día 700 nuevos Seat Ibiza y, de ellos, el 80% se exporta a más de 75 países. Con el Ibiza la marca Seat se internacionalizó, siendo el primer modelo producido en Martorell que se exportó de forma regular.

El actual Seat Ibiza consume menos de la mitad que la primera generación. De los 7,8 litros/100 km de 1984 la cantidad de combustible se ha reducido a los 3,6 litros/100 km que consume el actual Ibiza 1.4 TDI de 90 CV.

Fue precisamente para producir el Ibiza cuando SEAT incorporó por primera vez mujeres a sus líneas de producción. Actualmente, 1 de cada 5 trabajadores de esta línea (el 21 por ciento) son mujeres, siendo este el porcentaje más alto de presencia femenina en las líneas de producción de la industria española del automóvil. Pero el Ibiza no sólo “atrae” a las mujeres que lo producen. Desde su llegada, el  mercado ha ganado cuota femenina a nivel mundial en los últimos diez años, alcanzando el 51% de compradoras en 2016, frente al 42% de 2004.

El Ibiza siempre ha sido motivo de orgullo para Seat. Fue el coche oficial de los Juegos Olímpicos de Barcelona '92 y ha obtenido importantes éxitos en competición, como los tres títulos de Campeón del Mundo de Rallyes FIA en la categoría F2 logrados sucesivamente en los años 1996, 97 y 98.