Seat León 2017, más tecnológico y atractivo

“Podríamos afirmar que hemos metido el Ateca dentro del León”. Estas palabras del vicepresidente de Seat, Matthias Rabe, responsable de I+D en la marca española centra el objetivo de la actualización a la que ha sido sometido el nuevo Seat León 2017, que los concesionarios de la marca española van a empezar a entregar a sus clientes desde primeros de este próximo mes de enero. Y es que si buscas un buen regalo de reyes, el nuevo Seat León puede ser tu coche, aunque apenas se hayan introducido cambios en su diseño frente al anterior modelo.

 El nuevo Leon ofrece un aspecto continuista respecto del anterior porque “no es necesario cambiar lo que gusta y funciona” según comenta el propio director de diseño de la marca, Alejando Mesonero Romanos altos directivos de la marca española: “El León es un modelo atractivo, no necesita cambiar su imagen, por eso únicamente la hemos reforzado y actualizado”.

 Y esa actualización donde de verdad se ha producido es en materia tecnológica. El León incorpora todo el equipamiento tecnológico disponible para el Ateca y se convierte así en el modelo más tecnológicamente avanzado de la marca española. Ahora sí, el León hace honor al lema de la marca: “Tecnología para disfrutar”.  Porque a las múltiples razones que anteriormente proporcionaba el León para disfrutar de la conducción a su volante por todo tipo de carreteras, ahora se añade “toda la tecnología multimedia, de conectividad, de navegación, de sistemas de ayuda a la conducción y de seguridad preventiva que ya está presente en el Ateca”, afirma el vicepresidente de I+D de Seat , Matthias Rabe.

La actualización de la gama del León se produce cuatro años después de la presentación del modelo a la venta hasta este mes de diciembre en el Salón de París y se ha centrado básicamente en los campos del diseño y la tecnología. Son cambios significativos que afectan a otros aspectos del modelo tan importantes como la seguridad, funcionalidad o el confort, así como también a la calidad y fiabilidad.

Tanto los paragolpes delantero y trasero como las ópticas y pilotos (de tecnología LED  y con la función de intermitente y antiniebla integradas) son de nuevo diseño para toda la gama, al igual que la parrilla frontal, más ancha, y las nuevas colecciones de diseño existentes para las llantas. Tres colores nuevos se incorporan a la paleta de colores de la gama: desire red, mystery blue y boheme purple (rojo deseo, azul misterio y púrpura bohemio). Toda la gama añade un marco negro alrededor de las ventanillas, que en las versiones Xcellence se ofrece cromado.

 Según Alejandro Mesonero Romanos, Director de Diseño de Seat “El objetivo de estos cambios es armonizar las partes del modelo, en particular la parte delantera y trasera con los laterales del coche” Así, las sutiles actualizaciones estéticas introducidas hacen que el León cuente con unas líneas más afiladas que el aún actual modelo, con una imagen lateral más incisiva e integradora de esta con el frontal y la trasera. Las nuevas ópticas delanteras y traseras con tecnología Full LED han permitido dotar al modelo de una enorme mejora en cuanto a iluminación, incluso bajo las condiciones atmosféricas más adversas.

 En el interior, los cambios introducidos afectan a la consola central, tapicerías y la iluminación ambiental (LED). Se ha mejorado la calidad de los materiales y la consola central, donde por fin aparece el mando de control del freno de aparcamiento eléctrico, está situada en una posición más elevada. Ahora, la luz ambiental puede regularse también en intensidad a gusto del conductor desde la nueva pantalla de 8 pulgadas, cuyo sistema de uso táctil ha permitido eliminar muchos botones y diales de la nueva consola respecto de la anterior.

El sistema multimedia funciona al igual que un iPod e incluye funciones de carga inalámbrica para dispositivos móviles, un nuevo amplificador de señal GPS para áreas de baja cobertura o un sistema de reconocimiento de señales de tráfico mejor y más preciso.

 Pero donde de verdad se produce un importante salto cualitativo —además de cuantitativo— es en la disponibilidad de elementos de tecnología embarcados en el modelo. El nuevo León cuenta, entre otros, con sistemas de asistencia al conductor como el ya mencionado de reconocimiento de señales de tráfico mejorado, radar y cámara, asistente de emergencia, protección de peatones, Traffic Jam Assist (que permite al coche maniobrar, acelerar y frenar de forma automática mientras circula a una velocidad de hasta 60 km/h); asistente de cambio involuntario de carril  (Lane Assist); control de crucero adaptativo (ACC), controlado por radar (permite frenar de forma autónoma el coche en casos de peligro dentro de un rango de velocidades determinado); frenado de emergencia en ciudad con reconocimiento de peatones (una innovación que va más allá del ya existente frenado de emergencia con reconocimiento de vehículos); reconocimiento de señales de tráfico; Emergency assist (avisa visual y acústicamente al conductor e incluso llega a detener por completo el vehículo de forma progresiva y sin salirse del carril por el que circula el coche si el conductor permanece inactivo durante cierto período de tiempo; asistente de luz en carretera, que atenúa los faros según corresponda para evitar deslumbramientos o molestias al tráfico en sentido opuesto, garantizando en todo momento una iluminación óptima de la carretera frente al vehículo, etc.

 Junto con los asistentes en materia de seguridad, el nuevo León también se ha puesto completamente al día en materia de conectividad e info entretenimiento a bordo. Seat ha incorporado la última generación de los sistemas Easy Connect, la conexión Seat Full Link y la aplicación exclusiva Seat Connect App de la marca. El centro de operaciones es ahora la nueva pantalla táctil de  8 pulgadas del sistema Media System Pluss, en combinación con la Connectivity Box situada en la consola central del León. Esta permite cargar smartphones sin necesidad de cables, gracias al enlace automático con la nueva antena del techo que facilita una mejor recepción de la señal. Además, cuenta con dos puertos USB, funciona con sistemas Mirror Link e incorpora funciones Apple Car Play y Android Auto, con funciones de órdenes y respuesta por voz o mediante control gestual y con función lectora de mensajes de Twenty y Facebook.

La guinda llegará unos meses después del inicio de la comercialización de este modelo, cuando antes de finales de año se incorpore un nuevo cuadro de instrumentación digital configurable similar al que ya monta el nuevo Volkswagen Golf.

En lo que respecta a las mecánicas disponibles para la nueva gama del León apenas hay variaciones respecto a lo ya conocido en la anterior. La principal novedad es la incorporación a la gama del nuevo 1.6 TDI de 115 CV que se ofrece con cambio manual de 5 velocidades o acoplado al automático de doble embrague DSG de 7 relaciones de marcha. Dotado con tecnología Stop-Start de serie, aporta un par máximo de 250 Nm entre 1.500 y 3.250 rpm, con una potencia máxima de 115 CV disponibles desde las 3.250 rpm hasta las 4.000 rpm. Con unas emisiones CO2 que van de 105 a 111 g/km, sus consumos medios oscilan entre los 4.0 y los 4.2 l/100 km.

 La otra gran novedad mecánica de la gama es la esperada combinación del motor 2.0 TDi de 150 CV con la tracción total y el cambio DSG. Una mezcla explosiva que Seat reserva únicamente para quienes opten por la carrocería ST.

 El resto de la gama lo componen las versiones ya conocidas de la anterior gama, en la que se ofrecen mecánicas gasolina que van desde los 110 a los 180 CV, diésel de entre 90 y 184 CV y la variante mixta que supone el motor 1.4 TGI de 110 CV que funciona indistintamente con Gas Natural o GNC, de 110 CV de potencia y 200 Nm de par máximo entre las 1.500 y las 3.000 rpm. Acelera de 0 a 100 km/h en 10,9 u 11 segundos, según la carrocería elegida  (5 puertas o ST), consumiendo entre 5,3 y 5,4 l/100 km, respectivamente.

 En cuanto a las variantes más potentes de la gama, las Cupra, habrá que esperar a febrero para contar con ellas, pues hasta entonces no se pondrá a la venta la que será la versión más potente de un coche de calle jamás producida en serie por Seat. Rendirá 300 CV y se ofrecerá sobre las tres variantes disponibles de carrocería en la gama, 3 y 5 puertas y ST. Serán de tracción delantera y se podrá disponer de ellas tanto con cambio manual como automático DSG, salvo en el caso de la variante ST del que se ofrecerá una única variante, también de 300 CV pero acoplada a una transmisión DSG en combinación con un sistema de tracción a las cuatro ruedas.

El nuevo León ya se comercializa en la red de concesionarios Seat, pero las primeras unidades no se entregarán a sus propietarios hasta el próximo mes de enero. Los precios arrancan en 19.080 euros (21.200 €, precio del León 5 puertas 1.2 TSI 110 CV St&SP Reference, la variante más asequible, sin descuentos ni promociones). Salvo las dotadas con la mecánica TSI de 180 CV, que cotizan un 4,75 por ciento de impuesto de matriculación, todas las demás están exentas del pago del mismo por no superar los límites de emisiones fijados para su abono. Las carrocerías de 3 puertas (SC) se ofrecen al mismo precio que las de 5 puertas, mientras que las versiones ST tienen un sobrecoste adicional de 1000 euros respecto de las anteriores.

 En cuanto a los acabados, las variantes 5 puertas están disponibles en los cuatro niveles de acabado existentes Reference, Style, Xcellence y FR.  Las versiones SC (3 puertas) sólo con los acabados Style y FR; y, la familiar o ST añade a la gama un quinto acabado: X-Perience. Los acabados superiores FR y Excellence se ofrecen al mismo precio, dado que ambos se encuentran al mismo nivel en cuanto a dotación. La diferencia reside en la diferente orientación de su conductor; más deportivo el de los FR y más confort, elegancia y tecnología el de los Xcellence.

 Además, Seat ofrece a los compradores del León la posibilidad de incrementar la dotación de su vehículos con un amplísimo listado de elementos por los 1.550 euros adicionales de sobrecoste que supone la adquisición del pack plus.

 En total una gama compuesta por hasta 126 versiones diferentes (sin contabilizar las innumerables posibilidades que añadirián los colores de acabado tanto exterior como interior o la aplicación del cada vez más interminable listado de opciones que Seat pone a disposición de sus clientes para personalizar a su gusto el coche.