Skoda actualiza la oferta del Octavia

El Škoda Octavia recibe desde primeros de año una profunda y completa actualización que hace aún más llamativo su exterior y renueva por completo su oferta interior incorporando lo último en materia de tecnología de asistencia a la conducción infoentretenimiento y conectividad a bordo. Toda la gama, tanto las variantes berlina como las Combi, recibe con este cambio una importante dosis de energía y emotividad.

El Octavia encarna todo el potencial del fabricante y establece las bases del éxito comercial de Škoda. Es un vehículo compacto que ofrece un gran espacio interior —es el más amplio de su categoría— y que incorpora equipamientos y tecnología propios del segmento superior. Además de un llamativo diseño y su alta calidad de realización, su oferta se basa sobre todo en ofrece una muy elevada relación equipamiento/precio.

El Octavia encarna todo el potencial del fabricante y establece las bases del éxito comercial de Škoda. Es un vehículo compacto que ofrece un gran espacio interior —es el más amplio de su categoría— y que incorpora equipamientos y tecnología propios del segmento superior. Además de un llamativo diseño y su alta calidad de realización, su oferta se basa sobre todo en ofrece una muy elevada relación equipamiento/precio.

El Octavia es, desde su lanzamiento en 1996, el Škoda que registra mayor volumen de ventas. Son ya más de 5 los millones de unidades producidas por la marca checa de este modelo que, en 2015, (con la tercera generación del modelo) sumó más de 432.000 unidades matriculadas (244.935 lo fueron en Europa), lo que representa más del 40% de las ventas mundiales de la marca. El Octavia Combi, su variante de carrocería familiar, fue el modelo de su segmento más vendido en 2015.

Desde entonces, la gama del Octavia ha crecido. A las variantes Berlina y Combi se añadieron la versión todocamino Scout, la económica G-Tec impulsada por motores de GNC y las deportivas variantes RS, cuyo rendimiento y prestaciones cada día atraen mayor número de clientes. Ahora, con esta importante actualización de las versiones Berlina y Combi, el Octavia inicia la segunda mitad de su ciclo vital.

Y lo hace introduciendo un diseño más simplificado que el anterior. Incorpora un frontal levemente más ancho que el anterior, con una parrilla ensanchada, faros adicionales de aspecto traslúcido, nuevas tomas de aire con diseño de panal de abeja y nuevo paragolpes. Todo ello le aporta un estilo más dinámico y personal, que recuerda al del nuevo Kodiaq aunque con formas aún más horizontales y que puede incluso mejorarse introduciendo las nuevas ópticas delanteras full-LED con luces frontales adaptativas (AFS) incorporadas.

Las ópticas de la zaga también varían. De serie son de tecnología LED solo para para la luz trasera y de freno, y para el resto unicamente en las versiones alto de gama. En esta misma versión además la forma de los pilotos también cambia respecto de la tradicional forma de C, para iluminar de manera uniforme toda la superficie.

En cuanto a las dimensiones del modelo, el nuevo Octavia crece algunos milímetros en longitud (11 mm la berlina y 8 mm el Combi) y también en la anchura de su vía trasera (+20 o +30 mm según el motor y tipología del eje posterior de cada versión).

El diseño interior se renueva por completo y aporta mayor calidad. Su marcado estilo horizontal, enfatiza la disponibilidad de espacio a bordo de los Octavia  En el tablero, la pantalla multifunción y los controles del aire acondicionado se han retocado ligeramente. La iluminación de las puertas (opcional) ofrece luz ambiental ajustable en hasta diez colores distintos.

Los nuevos Octavia incorporan sistemas de Infoentretenimiento de nueva generación, con pantallas capacitivas de rápido procesamiento, con funciones inteligentes y fácil manejo, que además reaccionan al más ligero contacto. A excepción de sistema Swing de entrada, todos los sistemas de infoentretenimiento (opcional) incorporan un elegante diseño de cristal. El sistema Columbus, el más alto de gama, ofrece una pantalla de 9,2 pulgadas, conexión Wi-Fi para los pasajeros y modulo LTE extra opcional para la transmisión rápida de datos. Además, el Phonebox permite la carga del teléfono por inducción.

En cuanto a conectividad, el sistema Škoda Connect ofrece un gran abanico de nuevos servicios móviles divididos en dos categorías: los de Infoentretenimiento online, y los Care Connect, que proporcionan asistencia y ayuda al conductor y ocupantes. Otros servicios online, como el acceso remoto al coche, habilitan mediante la aplicación móvil Škoda Connect su uso directamente desde el teléfono del conductor o los pasajeros del vehículo. La plataforma SmartLink+ incorpora estándares de Apple CarPlay, Android Auto, MirrorLink™ y SmartGate para vincular directamente el móvil con el coche.

Toda esta nueva generación de sistemas electrónicos de asistencia hace que la conducción del Octavia sea aún todavía más segura y confortable. Škoda ha introducido una amplia lista de  opciones disponibles: Asistente de Remolque, Protección Predictiva de Peatones, Detector de Ángulo Muerto, Alerta de Tráfico Posterior, Asistente de Protección del Pasaje, Front Assist, Frenada de Emergencia en Ciudad o el Park Assist, que en esta ocasión cuenta con una nueva y mejorada configuración.

En cuanto a las mecánicas disponibles, la gama ofrece tres gasolina TSI, dos diésel TDI y un motor CNG de gas natural coprimido que aportan gran rendimiento y bajo consumo a las distintas versiones, cuya potencia va desde los 115 CV (85 kW) hasta los 180 CV (132 kW). El de gas natural es el denominado G-TEC, un motor 1.4 litros que aporta 110 CV (81 kW) de potencia máxima.

Según versiones, se ofrecen acoplados a transmisiones de cambio manual o automáticas DSG, de seis o siete marchas en casi todos ellos y pueden combinarse con el sistema de  tracción total en el caso de las versiónes Combi con motores 1.8 TSI y 2.0 TDI. Además, el DCC,  Control Dinámico del Chasis que se ofrece opcionalmente, aporta una gran ventaja para el bastidor, ya que permite al conductor regular a su gusto el carácter y comportamiento de la suspensión permitiéndole escoger entre los modos Comfort, Normal o Sport. Todos los motores de la nueva gama Octavia cumplen con la normativa Euro 6.

A bordo, tanto las variantes berlina como la Combi ofrecen un habitáculo de 1.782 mm de longitud, con 73 mm de espacio destinado para las piernas en las plazas posteriores. Cinco personas viajan cómodamente con su equipaje dispuesto en los 590 y 610 litros de volumen de sus respectivos maleteros, que con los asientos traseros abatidos alcanzan los 1.580 y 1.740 litros de capacidad. En las siluetas Combi, el portón trasero puede equiparse opcionalmente con sistema de accionamiento eléctrico.

En esta nueva gama del Octavia, Škoda añade nuevas ideas a las ya conocidas características 'Simply Clever'. Se trata de dos puertos USB habilitados en las plazas traseras, mesas plegables en los respaldos de los asientos delanteros, botelleros que hacen más fácil la apertura de las botellas de plástico y una linterna LED portátil en el maletero del Combi. El volante calefactable y las llaves personalizadas aseguran de forma especial un mayor confort y comodidad.

Coronando la nueva gama del Octavia están las versiones RS, que en esta ocasión cuentan con dos posibles variantes mecánicas: gasolina 2.0 TSI y diésel 2.0 TDI. Además, también cuentan con mejoras aerodinámicas y con un frontal más expresivo con tecnología LED en todas sus ópticas delanteras y traseras. La parrilla del radiador es en color negro, las tomas de aire adoptan un diseño más distintivo y el alerón y los grandes tubos de escape remarcan su carácter dinámico. En su interior, se encuentran los asientos deportivos RS con tapicería de cuero/tela (opcionales en Alcántara), las elegantes franjas decorativas y luz ambiental.

Para el Škoda Octavia RS 2.0 TSI, la potencia ha aumentado hasta los 230 CV (169 kW) y la velocidad punta es de 250 km/h, mientras que el diésel 2.0 TDI de 184 CV (135 kW) gana en eficiencia, ofreciendo un consumo medio de solo 4,4 l/100 km (115 gramos de CO2/km). Todos las versiones RS montan cambio manual de 6 velocidades u, opcionalmente, el DSG de 6 velocidades. En esta nueva gama 2017 se incorpora la nueva versión 2.0 TDI (150 CV/110 kW) que se ofrece de serie con cambio DSG y tracción a las cuatro ruedas. Se trata del primer Octavia que combina la tracción a las cuatro ruedas con el cambio DSG de 7 velocidades.