Skoda se apunta al SUV: nuevo Kodiaq

Škoda se apunta a la moda SUV y para ello añadirá en breve a su gama un nuevo modelo, el KODIAQ, primo hermano del nuevo Seat Ateca recientemente presentado y del VW Tiguan, con los que comparte plataforma (la nueva modular MQB) y buena parte de su estructura mecánica, aunque en el caso del modelo checo su orientación está claramente más orientada a un uso todo terreno. Con 4,70 m de longitud, el Kodiaq, cuyo nombre procede del nombre de un oso que habita la región de Alaska, busca competir con modelos como los Nissan X-Trail, Kia Sorento, Hyundai Santa Fe o Mitsubishi Outlander, cuyo tamaño es ciertamente comparable.

 

Para ello, el Kodiaq aparte de ofrecer una tercera fila de asientos opcional, también dispone del maletero de mayor capacidad de la categoría, una cualidad inherente a buena parte de los modelos de Škoda en sus distintos segmentos. El Kodiaq también cumple con otros muchos atributos y cualidades de la marca checa, sumando a los ya comentados un expresivo diseño (oculto bajo el camuflaje en las imágenes facilitadas por la marca que acompañan estas líneas, una elevada funcionalidad de usos y las ya conocidas características “Simply Clever” que la marca introduce en todas sus realizaciones. 

Aunque podremos verlo durante el próximo Salón del Automóvil de Paris, a primeros de octubre próximo, el modelo no se pondrá a la venta hasta primeros de 2017, eso sí, la  marca checa ya ha anunciado que su dotación de elementos de equipamiento incluirá un nuevo énfasis para los equipamientos habituales de Škoda en materia de elementos de infoentretenimiento a bordo, sistemas de asistencia y conectividad que vendrán a mejorar su ya atractiva oferta en el mercado. 

Con el Kodiaq, Škoda entra de lleno en el segmento de los SUV de tamaño grande, en el que espera atraer a nuevos grupos de clientes, incrementar su cuota de mercado y reforzar su posición en mercados internacionales. El nuevo modelo checo contará para ello con una gran variedad de nuevas tecnologías y prestaciones orientadas al futuro en términos de conectividad, incluyendo servicios móviles online para garantizar la mejor información y seguridad de sus clientes y usuarios.

Según Bernhard Maier. Consejero delegado de la marca, el nuevo SUV “combina un activo sentido de la vitalidad con las cualidades clásicas de la marca: un alto grado de funcionalidad y un notable espacio. Como siempre, en el proceso de diseño nos hemos centrado en ofrecer ‘un poco más de coche’, y el resultado es el mejor vehículo de su segmento que, con su emotivo diseño, tendrá una presencia inconfundible en la carretera”.

El Kodiaq contará con un diseño cargado de carácter que introduce el ya conocido lenguaje de diseño Škoda al segmento SUV. A primera vista, el Kodiaq se percibirá como un verdadero Škoda: con una imagen emocional y llena de carácter. En su uso diario, ofrecerá una gran variedad de cualidades para la familia, el tiempo libre y los negocios. Tanto en la versión de cinco asientos como en la de siete, el Škoda Kodiaq cuenta con gran espacio a bordo para todos y para todo. Además, de sus cinco plazas dispone de un maletero de 2.065 litros de capacidad, el más grande en su clase. Los asientos traseros ajustables longitudinalmente serán de serie, y contarán con respaldos inclinables al gusto de cada usuario.

 

Facilidad de uso, excelentes acabados y filosofía ‘Simply Clever’, características que definen a Škoda, también estarán presentes en el Kodiaq. Los técnicos Škoda han introducido nuevos conceptos en su acabado como la protección de plástico en los bordes de las puertas, que se despliegan automáticamente para evitar que el vehículo sufra daños en garajes o parkings. También dispondrá de un bloqueo eléctrico de seguridad para los pasajeros más jóvenes, así como un paquete de confort para quien quiera dormir durante el trayecto, que incluye reposacabezas especiales para viajes largos.

Los pasajeros también contarán con las innovadoras soluciones de conectividad y elementos de infoentretenimiento habituales en la segunda generación de la Plataforma Modular de Infoentretenimiento del Grupo VAG, que permiten ofrecen numerosas funciones e interfaces, así como con pantalla táctil capacitiva en el equipamiento de todas las versiones para un mejor control y manejo. Además, los sistemas de gama superior Columbus y Amundsen incorporan el punto de conexión WiFi. Como extra opcional, un módulo LTE para el sistema Columbus, que establece una conexión a Internet usando el sistema de comunicación móvil más rápido de la actualidad, también estará disponible. Los pasajeros pueden usarlo desde sus teléfonos móviles y tabletas para navegar online y enviar mensajes.

 

Los nuevos servicios móviles online que ofrecerá Škoda en el Kodiaq son compatibles con LTE, y se dividen en dos categorías: servicios de Infoentretenimiento Online, que proporcionan información y navegación, y servicios Care Connect, que proporcionan asistencia ante situaciones de avería o de posibles emergencias. El botón de emergencia eCall, (obligatorio para todos los coches nuevos en Europa a partir de 2018) forma parte del servicio Care Connect. Además, a través de la app Škoda Connect se puede acceder también a otros servicios online para comprobar, configurar y localizar un coche a distancia vía smartphone. El Škoda Kodiaq alcanza así un nuevo nivel en cuanto al acoplamiento inteligente entre un coche y un smartphone.

La plataforma SmartLink, con Apple CarPlay, Android Auto, MirrorLinkTM y SmartGate, es opcional para el sistema de infoentretenimiento Swing de entrada a la gama, pero viene de serie en sistemas de infoentretenimiento más avanzados. La Phonebox con carga inductiva conecta el smartphone a la antena del techo y lo carga de forma inalámbrica.

En el Škoda Kodiaq también estarán disponibles gran variedad de sistemas de asistencia a la conducción. Las cámaras Area View, nuevas en Škoda, muestran en el monitor el entorno más cercano al coche. Cuando un remolque se acopla al SUV grande, el sistema Tow Assist se hace cargo de las maniobras marcha atrás. Una nueva función predictiva de protección de peatones complementa el Front Assist y el sistema Parking Distance Control con función de frenado, también nuevo, da soporte a las maniobras para aparcar, de modo que el Škoda Kodiaq frena automáticamente cuando detecta un obstáculo. Además, otros sistemas de asistencia a la conducción están disponibles para el Škoda KODIAQ. Su función: mantener el coche en la distancia de seguridad correcta respecto a los vehículos de delante, facilitar al conductor el cambio de carril o mantenerse en el mismo, alertar al conductor de señales de tráfico importantes y ayudar en el aparcamiento.

Cuando a inicios de 2017 el Škoda Kodiaq llegue al mercado, los clientes podrán elegir entre cinco posibles motorizaciones: dos TDI y tres TSI. La más potente será el gasolina TSI de 2.0 litros de 180 CV, que proporciona una conducción dinámica e igual de eficiente que un sistema de propulsión de menor cilindrada gracias al desarrollo de un nuevo proceso de combustión. La alta proporción de acero de alta resistencia en la carrocería hace del nuevo Škoda un vehículo inusualmente ligero, siendo este es otro factor importante en su eficiencia, sea cual fuere la motorización elegida.

Estas se ofrecerán acopladas a transmisiones avanzadas tecnológicamente, tanto en el caso de las manuales de seis velocidades, como las automáticas de doble embrague DSG, ambas disponibles en combinación con sistemas de tracción delantera o total. Todo ello garantiza un manejo agradable y muy confortable, a la vez que dinámico y de gran agilidad; una experiencia de conducción que se torna aún más atractiva cuando el Kodiaq está dotado con el Driving Mode Select (Selección del Modo de Conducción) y el nuevo Dynamic Chassis Control (DCC). Elementos que permite facilitan además de un mejor control del volante, acelerador, transmisión DSG y suspensión, su configuración acorde a distintos modos de uso preestablecidos.

Y para obtener un mejor rendimiento sobre superficies complicadas, en especial cuando optamos por salir de la carretera, el Kodiaq cuenta con el modo off-road que asiste al conductor usando el sistema de tracción total. Basta pulsar un botón para que todos los sistemas relevantes (gestión del motor, sistemas de asistencia, sistemas de chasis electrónico como ABS o ESC, y también la suspensión cuando se combina con el DCC opcional) se ajusten automáticamente a las nuevas condiciones de uso off-road.