Stinger, el Gran Turismo deportivo de Kia

Con motivo de su presencia en el Salón del Automóvil de Detroit que se celebra durante estos días, Kia está presentando el Stinger, su nueva berlina deportiva que ya anticipó en 2014 con el concept GT4 Stinger, un 2+2 que mostró en el Salón de Francfort. Pero a diferencia de aquel, el Stinger definitivo dado ahora a conocer es una berlina cinco plazas de marcado acento deportivo y con un claro estilo coupé con la que la marca va a adentarse por primera vez en este exclusivo ámbito.

De carrocería fastback, es decir, berlina estilo coupé de cuatro puertas con portón, el Stinger dispone de un amplio espacio a bordo, capaz de acoger a cinco pasajeros con todo su equipaje que, en función de la versión elegida, podrán viajar impulsados por mecánicas gasolina de 252 o 365 CV con tracción trasera o integral sobre la base de una nueva plataforma que Kia estrena en este modelo pero de la que en breve seguro que vemos alguna nueva realización en su marca hermana, Hyundai.

El Stinger será cuando llegue al mercado el modelo más potente y veloz jamás fabricado en serie por la marca coreana, la cual por primera vez también se atreve con la propulsión trasera. Pero también será el primer modelo que entra en un segmento del mercado en el que hasta el momento únicamente estaban presentes los principales fabricantes europeos. En Estados Unidos su comercialización se iniciará durante este año 2017, mientras que en los mercados europeos, incluido el español, habrá que esperar prácticamente a que acabe el año o incluso a que arranque el 2018 para poder adquirirlo, por lo que aún es aventurado hablar sobre su posible precio de venta. 

Pero el GT4 Stinger fue la chispa que encendió un fuego apasionante en la Kia y, a lo largo de los cinco años siguientes, ese fuego se ha convertido en realidad. Una vez que se dio luz verde al proyecto Stinger, todo lo referente a este Gran Turismo se convirtió en un mantra durante el desarrollo del modelo. Su atrevido diseño responde a la actual y transgresora línea de estilo que la marca sigue en sus realizaciones. Según Kia, “es un coche ágil y veloz, pero también elegante y silencioso, dotado de un equilibrio perfecto entre estabilidad y confort de suspensión. Es un auténtico Gran Turismo”.

Frontal elegante, esbeltez en los flancos y un estilísticamente acentuado tres cuartos trasero proporcionan al Stinger una fuerte imagen de seguridad. Sus proporciones son las de un auténtico propulsión trasera, con un largo capó y un corto voladizo delanteros, una larga distancia entre ejes para proporcionar un habitáculo interior amplio y capaz y un voladizo trasero con los hombros bien marcados. Todo ello perfectamente integrado y bien equilibrado visualmente hasta ofrecer una imagen de vehículo dos volúmenes de grandes dimensiones elegante y muy atlética, signo inevitable de los tiempos que vivimos.

En el frontal, a ambos lados de la parrilla tipo nariz de tigre característica de la marca enmarcada por los complejos grupos ópticos LED,, las tomas de aire se adornan con dos laminas cromadas, presentes igualmente en las branquias junto a los pasos de rueda. El lateral ofrece una amplia y lisa superficie en su parte inferior que va ganando formas a medida que se aproxima a la zona trasera donde el difusor aparece completamente integrado. Todo ello contribuye a generar una más que eficiente aerodinámica. La acentuada inclinación de parabrisas y luneta proporciona una baja línea de techo y una elevada sensación de velocidad. En el faldón trasero aparecen dos salidas de dobles escape ovales.

En el interior Kia abunda el lujo y la calidad en los materiales. Cuero Napa ultra suave en los asientos de formas contorneadas, con con cámaras de aire en el respaldo y los apoyos laterales para dar una sujeción y un confort óptimos en el del conductor. Un salpicadero crea un fuerte plano horizontal en el área del conductor. La consola está intuitivamente dividida en dos áreas específicas: los controles de info- entretenimiento aparecen dispuestos bajo la gran pantalla táctil, mientras que los de calefacción y ventilación se alojan por debajo.

Frente al conductor hay un volante grueso forrado en piel y una instrumentación que combina indicadores analógicos y digitales. Los grandes indicadores tienen un marco metálico y agujas rojas que destacan. Una pantalla TFT color entre ambos muestra datos de prestaciones (fuerzas G laterales, tiempos por vuelta o temperatura del aceite), junto con información auxiliar (ordenador de viaje, ajustes del conductor, navegación, diagnósticos,…). Las salidas de aire circulares con radios, de inspiración aeronáutica, se encuentran delante y detrás. Una elegante moldura de cromo satinado rodea el habitáculo, con un efecto acogedor e íntimo.

En las plazas delanteras y en las traseras, la amplia distancia entre ejes del Stinger  permite disponer de gran espacio para las piernas. Pese a la reducida altura del conjunto del modelo, la  posición baja de los asientos proporciona mucho espacio libre hasta el techo.Con 2.906 mm, la distancia entre ejes del Stinger es mayor que la de un Audi A4, un Infiniti Q50, un Lexus IS, un BMW 4 Gran Coupe e incluso que la del Lexus GS y el Mercedes CLS . También es más largo (4.830 mm) y ancho (1.870 mm) que los otros en este segmento, lo que hace que las plazas sean amplias. El área de carga del Stinger es también más grande que la de la mayoría de modelos en su clase, con espacio suficiente para cuatro maletas grandes o bolsas de golf. El portón está motorizado y opcionalmente se puede incorporar la función Smart Trunk.  de apertura inteligente.

El chasis del Stinger destaca según los ingenieros de Kia por su elevada rigidez. El 55 por ciento de su composición son aceros de última generación y su ultra rígida base permitirá un máximo confort y la mayor estabilidad durante la conducción, contribuyendo además a reducir los molestos NVH (ruidos, vibraciones y aspereza) que aparecen con el coche en movimiento.

En cuanto a las suspensiones, nada que no sea habitual., Kia recurre al sistema McPherson en el eje delantero y utiliza un esquema multibrazo para el trasero. Como novedad en la marca, el conductor podrá modificar la amortiguación y las características de la estabilidad gracias a la introducción del sistema de control electrónico de la suspensión Dynamic Stability Damping Control (control dinámico de estabilidad y amortiguación). Funciona predictivamente ante las acciones del conductor, dependiendo de las condiciones de la carretera y el estilo de conducción. Se puede ajustar para que responda con más agilidad entre curvas, para lo que el sistema suaviza los amortiguadores delanteros y endurece los traseros. También mejora la estabilidad a velocidad alta endureciendo los amortiguadores delanteros y suavizando los traseros. Al igual que otros sistemas ya presentes en el mercado, dispondrá (también por primera vez en la marca) de cinco modos de conducción: Personal, Eco, Sport, Comfort y Smart.

Como buen Gran Turismo es bajo el capó donde deben residir los mejores argumentos del Stinger. Kia va a ofrecer —al menos inicialmente— dos posibles mecánicas turboalimentadas, ambas dispuestas longitudinalmente y levemente dispuestas hacia atrás. Se trata de dos nuevos propulsores actualmente en desarrollo, pertenecientes a las familias Theta II y Lambda. La primera es un cuatro cilindros de 2.9 litros de capacidad que rinde 255 CV a 6.200 rpm y 353 Nm de par máximo entre las 1.400 y las 4.000 rpm. La segunda y también la más potentes es un V6 3.3 litros biturbo que Kia espera alcance los 365 CV a 6.000 rpm aportando un par máximo de 510 Nm entre las 1.300 y las 4.500 rpm. Con ello espera que el Stinger acelere de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y alcance los 269 km/h de velocidad máxima.

Esta última mecánica se ofrecerá acoplada a una nueva generación de la caja de cambios automática de ocho velocidades ya conocida de la marca que, por primera vez, incorpora convertidor de par con absorción por péndulo centrífugo (CPA) para reducir las vibraciones torsionales en la transmisión. Las transiciones se pueden seleccionar también manualmente mediante las levas situadas tras el volante y dispondrá, al igual que la suspensión y la dirección, de cinco posibles modos de funcionamiento gracias al sistema de control electrónico del vehículo, que igualmente actúa de forma coordinada sobre la respuesta al acelerador.

De serie el Stinger es un tracción trasera que, opcionalmente puede contar con tracción total. En este último caso, el sistema incorpora un nuevo sistema dinámico de reparto del par (Dynamic Torque Vectoring Control), encargado de proporcionar a cada rueda la potencia de impulso o de frenado  necesaria en cada caso y en cualquier situación, para facilitar el mantenimiento de la trayectoria del vehículo. En las versiones que únicamente disponen de propulsión trasera los ingenieros de Kia han dispuesto un diferencial autoblocante mecánico para contribuir a un mejor reparto de la potencia entre las ruedas.

El Stinger ofrecerá múltiples sistemas avanzados de asistencia a la conducción (Advanced Driver Assistance Systems -  ADAS) que trabajando coordinadamente permitirán realzar la experiencia de conducción. Novedad en Kia es el sistema de alerta de la atención del conductor (Driver Attention Alert DAA) que ayuda a combatir la distracción y la somnoliencia del conductor mediante alarmas sonoras y también lumínosas mostrando avisos en la instrumentación que indican que es el momento de realizar un parada.

También dispondrá —entre otros— de sistema de asistencia en colisión frontal (Forward Collision Assistance FCA)3, integrado con el de frenada de emergencia autónoma (Autonomous Emergency Braking AEB)3 con detección de peatones, control de crucero avanzado (Advanced Smart Cruise Control ASCC), sistema de asistencia de mantenimiento en el carril (Lane Keep Assist LKA)3 y alerta de tráfico cruzado trasero (Rear Cross Traffic Alert RCTA)3.

El Stinger llegará al mercado con lo último en sistemas de infoentretenimiento. Contará con Head-Up Display (HUD), ajustable y en color, detector de vehículos en el ángulo muerto (Blind Spot Detection). carga sin cable para Smartphone, conexión manos libres Bluetooth y volante multifunción con control de muchos otros subsistemas habilitado en sus mandos integrados