Stonic, un nuevo crossover compacto para Kia

Raro parecía que Kia no desarrollara un nuevo crossover compacto que siguiera la estela iniciada por el Kona de Hyundai. Al igual que en otros muchos consorcios automovilísticos, en el Grupo coreano Hyundai también sus marcas aprovechan cuantas sinergias pueden para completar y mejorar su oferta buscando con ello atraer al mayor número de compradores posibles. Por ello, estaba claro que Kia reaccionaría casi  de inmediato y sumarse así a la horda de fabricantes que están en los últimos tiempos volcando su creatividad en el creciente segmento de los SUV y los crossover.

El cada vez más poblado y competido segmento de los SUV compactos recibirá a finales de este mismo año un nuevo integrante, el Kia Stonic, un modelos para el segmento B, llamativo y resuelto cuyo diseño espera atraer a los compradores de los mercados europeos a los que buscará cautivar a partir de finales del segundo semestre de este 2017, cuando se pondrá a la venta, una vez presentado el modelo en el próximo salón de Francfort.

Inspirado en la forma y la función de los SUV más grandes de Kia, su nombre, “Stonic" surge de la combinación de las palabras inglesas "Speedy" (veloz) y "Tonic", que hace referencia a la primera y última notas de una escala musical. Con el Stonic Kia quiere ofrecer un vehículo ágil, que aporte algo nuevo y fresco en el segmento de los SUV compactos.

A la vista de las primeras imágenes del modelo facilitadas por la marca, el Stonic busca ofrecer un diseño de aspecto deportivo con una línea del techo que parece extenderse hacia la parte trasera y unas barras de sujeción de inédito diseño sobre él. En la trasera, el original diseño de los pilotos traseros hará de ellos uno de los elementos identificativos del modelo, enfatizando la imagen joven y futurista que los diseñadores de Kia buscan para el  Stonic.

En la carrocería se combinan marcadas líneas horizontales con superficies esculpidas más suaves. Según el fabricante coreano, el Stonic se distinguirá en su segmento por sus compactas dimensiones y su bajo centro de gravedad.

Diseñado bajo conceptos marcadamente europeos, su habitáculo reproduce las líneas rectas, superficies suaves y formas geométricas introducidas en su diseño exterior.  Tecnología y ergonomía han primado sobre el resto de conceptos en la esencia del diseño interior del Stonic, gracias a lo cual los diseñadores han logrado alcanzar en su creación unas proporciones inteligentes que maximizan el espacio disponible para todos los ocupantes y una interfaz HMI (human-machine interface) "flotante", que integra perfectamente el acceso al smartphone con muchas de las funciones del coche.

Cuando el coche se ponga a la venta a finales del 2017, el Stonic será el modelo con mayor capacidad de personalización producido por Kia hasta la fecha, tanto en su acabado interior como exterior.