Toyota se renueva con el CH-R

El nuevo Toyota C-HR representa la determinación de la marca japonesa de dar mayor libertad estilística y promover la creatividad técnica. Una idea promovida desde la cúpula de la compañía y que ya empieza a dar sus frutos en forma de diseños originales y mayor placer de conducción en los modelos que la marca está a punto de lanzar al mercado..

Así, el C-HR permanece fiel a los rasgos generales de los prototipos de Toyota que tanto llamaron la  atención del público en los Salones del Automóvil de París 2014 y Francfort 2015. Sus líneas de estilo coupé aportan una imagen distintiva dentro de la gama Toyota que además busca abrir nuevos caminos entre los crossovers de tamaño medio, dirigiéndose a un perfil de cliente muy emocional y de carácter muy individual, que gusta de ser el primero en probar y experimentar los nuevos productos y que ante todo busca estilo y calidad en cualquier compra que realicen. Clientes para los cuales el vehículo es una extensión de su personalidad.

 

A partir de reuniones con ese tipo de clientes, el Ingeniero jefe del proyecto C-HR, Hiroyuki Koba, se inspiró para desarrollar el vehículo básicamente en los requisitos expresados por los usuarios, fijando muy alto además el listón del diseño y la calidad percibida.

Con el C-HR, Toyota muestra la flexibilidad que su Nueva Arquitectura Global  —Toyota New Global Architecture (TNGA)— ofrece en tres ámbitos clave, como son diseño, motorización y dinámica, para crear una nueva propuesta en el creciente segmento crossover.

La preventa del nuevo modelo comenzará el próximo mes de septiembre en toda Europa, esperando que las primeras entregas a clientes se produzcan antes de finales de año. A caballo dentro de la gama Toyota entre el Auris y el RAV4, el fabricante japonés prevé unas ventas superiores a 100.000 unidades/año en los mercados europeos.

El Toyota C-HR presenta un estilo dinámico y sensual dentro de la oferta del segmento C-SUV. De 4.360 mm de longitud, 1.795 mm de anchura, 1.555 mm de altura (versión híbrida) y 2.640 mm de distancia entre ejes, el C-HR se ha desarrollado bajo el concepto ‘Sensual Speed-Cross’, con un diseño que gira en torno a la forma del diamante en el que destacan especialmente los prominentes pasos de rueda que se proyectan hacia las cuatro esquinas enfatizando la potencia y rigidez de su diseño crossover. La modulada estructura del C-HR combina una potente base de la carrocería y una mayor distancia libre al suelo con el perfil estilizado y elegante de un cupé. 

Su frontal aporta un nuevo desarrollo de la identidad de diseño Toyota. La rejilla superior fluye desde el emblema de la marca hasta los agresivos extremos en forma de aleta de los faros frontales, envolviendo por completo las esquinas delanteras del C-HR.  La moldura lateral inferior de color negro, que va de las ruedas delanteras a las traseras, enfatiza la sensación de velocidad y “elevación” de la carrocería.

El estilo cupé de C-HR se realza gracias a los tiradores de las puertas traseras disimulados, integrados en el pilar C, y, a la potente proyección de la fluida línea del techo hacia un gran alerón trasero, muy aerodinámico, que se funde con la estructura.

El habitáculo, claramente más estrecho, da paso a una trasera en la que se integra un portón de apertura ascendente que da acceso al maletero, produciendo un contraste con el pronunciado arco de los pasos de las ruedas. Claramente destacados en los extremos de la carrocería estrechada se encuentran unos prominentes grupos ópticos traseros, con tecnología LED según versiones, que dotan a la vista trasera del C-HR de una expresiva firma.

 

El interior aporta una nueva propuesta de estilo por parte de Toyota. Desarrollado bajo un nuevo concepto de diseño denominado 'Sensual Tech', combina las últimas tecnologías con un estilo sensual y moderno en el cual se Incorpora una zona centrada en el conductor dentro de un espacioso habitáculo.

 

El cálido y acogedor ambiente que predomina en el amplio interior del C-HR se creó mediante una  arquitectura del cuadro de instrumentos compuesta por capas continuas que se extienden a los acabados de las puertas con una sofisticada ornamentación y un panel en negro piano. Ofrece un contraste entre superficies sensuales y líneas definidas que proporciona un entorno renovado al tiempo que confortable.

La zona centrada en el conductor incorpora detalles innovadores y una tecnología avanzada pero intuitiva y accesible. Todos los botones están orientados al conductor, así como también lo está la pantalla táctil de 8" del sistema multimedia, que cuenta con una interfaz hombre-máquina —Human Machine Interface (HMI)— rediseñada y mejorada y con la plataforma de navegación Multi-Media 2016 de Toyota y con los servicios conectados actualizados.

 

Gracias al diseño asimétrico de la consola central, todos los controles estén al alcance de la mano del conductor, sin impedir que el pasajero delantero pueda seguir accediendo a los botones que necesite.

La pantalla táctil, en lugar de quedar envuelta por el salpicadero sobresale del cuadro de mandos. La parte superior del salpicadero tiene por ello una profundidad considerablemente menor, que facilita la visibilidad del conductor. El nuevo y singular diseño en dos niveles de los asientos delanteros combina una sección superior esbelta y deportiva con un área inferior muy reforzada y de apoyo, y la diferencia se enfatiza con el uso de distintos tonos, texturas y patrones de la tapicería.

Buscando aportar una calidad percibida líder en la categoría, para desarrollar el interior de su nuevo crossover Toyota implicó más tempranamente que nunca en su historia al equipo europeo de calidad percibida en el proceso de diseño y creación. En estrecha colaboración con el equipo central de diseño para mantener el concepto original del estilo interior, el equipo europeo de calidad percibida se centró a conciencia en la calidad de los componentes: en la coherencia del grano, la textura, las formas, los colores y la iluminación en todos los elementos, incluso los detalles de las costuras de los asientos.

 

Reforzando la conexión entre el diseño interior y el exterior, muchos mandos presentan formas similares, reflejo del motivo de diamante de la carrocería exterior. Ese mismo tema de diamante es también visible en los acabados de las puertas, el forro superior, las salidas de los altavoces del sistema de audio JBL y la forma del altavoz de agudos, e incluso las agujas de las esferas analógicas del cuadro de mandos.

La elección minuciosa de los acabados ha resultado esencial para la apariencia armoniosa, coherente y unitaria del interior de C-HR. Hay tres acabados de superficies principales: de tipo cuero para todas las superficies en segundo plano, un suave acabado en cuero-napa en todas las superficies de contacto y textura técnica en todos los elementos funcionales, como los botones y mandos.

Los elementos decorativos presentan un acabado en negro piano y plata satinada de gran calidad, y la iluminación azul clara del cuadro de mandos y las botoneras se ha ajustado cuidadosamente para conseguir una misma tonalidad, incluso en superficies reflectante adyacentes de colores distintos.

 

Este nuevo diseño interior estará disponible con tres nuevas combinaciones de colores: Gris oscuro, Negro/Azul y Negro/Marrón. El Toyota C-HR puede ir equipado con una amplia variedad de prestaciones.

Como parte del compromiso de Toyota en universalizar los equipamientos de seguridad avanzados, el  Toyota Safety Sense es de serie en toda la gama. Incorpora Sistema Precolisión con Reconocimiento de Peatones, Control de Crucero Adaptativo, Alerta de Cambio Involuntario de Carril con Control de la Dirección, Control Inteligente de Luces de Carretera y Reconocimiento de Señales de Tráfico.

Y en materia de confort, los clientes que opten por la versión más equipada podrán montar asientos con calefacción, sistema de entrada inteligente (Smart Entry), cristales oscurecidos, tapicería personalizada con asientos parcialmente en cuero, Sistema Avanzado de Asistencia al Aparcamiento —Simple Intelligent Park Assist (S-IPA)— de Toyota, llantas de aleación de 18” y pintura metalizada bitono entre otros elementos. Además cuenta con lo último en reproducción de audio en el segmento C-SUV, ya que puede ir equipado con un equipo de sonido superior JBL elaborado a medida y dotrado de amplificador estéreo de ocho canales y 576 vatios y nueve altavoces, incluidas unas guías de ondas acústicas JBL de nueva patente, conocidas como ‘horn tweeters’.

 

Este equipo es fruto la estrecha colaboración entre los ingenieros de JBL y Toyota desde las fases iniciales del proceso de diseño. Para su desarrollo se tuvo en cuenta la opinión de los clientes, que determinó la orientación de los altavoces en la parte delantera del habitáculo y el uso de un altavoz de agudos de trompeta (horn tweeter) —marca de la casa de JBL— integrado con precisión en el pilar A, para conseguir un sonido más claro y nítido. Además de los dos altavoces de agudos de trompeta de 25 mm y guías de ondas acústicas, el sistema cuenta con dos unidades de dispersión amplia de 80 mm y dos altavoces de subgraves de 17 cm en la parte delantera del habitáculo, y, detrás, dos altavoces de gama completa de 15 cm y un altavoz de subgraves de 19 cm en una caja reflectora especial de 10 litros.

Estará disponible en combinación con la opción de navegación.

 

Motores de vanguardia

La gama de motores del Toyota C-HR permite ofrecer la conducción fluida e intensa que buscan sus clientes tipo, y muy en especial en el caso de la versión híbrida, única en su segmento, que será la versión tope de gama, cuyas características intrínsecas garantizan una conducción suave y sin sobresaltos.

Equipado con un sistema híbrido de última generación, el C-HR genera unas emisiones de CO2 de solo 85 g/km ?una cifra sin igual en su segmento? y presenta un consumo combinado de combustible de apenas 3,7 l/100 km.

Con una potencia de 90 kw/122 CV DIN, esta nueva motorización híbrida no solo es más eficiente y ligera que el anterior sistema híbrido combinado Full Hybrid de Toyota, sino que además ofrece un rendimiento más ágil. Los detallados cambios de diseño del motor han dado lugar a un 40% de eficiencia térmica, el mejor rendimiento del mundo para una motorización de gasolina.

 

Otros componentes del sistema híbrido se han hecho más ligeros y compactos y se han recolocado para optimizar el diseño, lo que también contribuye a rebajar el centro de gravedad del vehículo.

El C-HR también estará  disponible en algunos mercados con el nuevo motor turbo de 1.2 litros estrenado en el Auris (120T). Con una potencia de 85 kW/116 CV y un par de 185 Nm, esta unidad genera unas emisiones CO2 a partir de 128 g/km, con un consumo combinado de combustible a partir de 5,7 l/100 km. La mecánica puede combinarse con una caja de cambios manual de seis velocidades o una transmisión continua variable —Continuously Variable Transmission (CVT)—. Las versiones equipadas con CVT estarán disponibles tanto con tracción delantera como a las cuatro ruedas. En determinados mercados también se comercializará una variante con motor 2- litros de 150 CV (110 kW) de potencia y 193 Nm de par máximo que, en todo caso, se ofrecerá únicamente con el cambio CVT.