Vision Mercedes Maybach 6

Mercedes quiere seguir manteniendo vigente su vinculación con Maybach, sino como marca independiente dentro del grupo Daimler, si como asociación a sus modelos más exclusivos y lujosos. Y vaya que si lo está intentando.

Las imágenes del prototipo del coche que la colaboración Mercedes-Maybach está preparando no dejan lugar a dudas de que se va a tratar de un modelo no sólo ciertamente lujoso, sino también marcadamente deportivo a la par que exclusivo. Vamos, una magnifica fusión de la tradición deportiva que caracteriza a los grandes coupés de la firma de la estrella con la tradición, el lujo y la magnificencia exclusiva de las realizaciones de Maybach.

 

Un deportivo todopoderoso y representativo de la opulencia que el nombre Maybach representa en la industria del automóvil que se combina con los detalles clásicos que hicieron de Mercedes esa gran marca. ¿Por qué decimos esto? Porque a los seis metros de longitud que alcanza ésta súper deportiva y elegante realización se le añaden detalles de exclusividad como las alas de gaviota que la marca de la estrella iconizó con modelos como su 300 SL del año 1954. Claro, que todo esto puede ser únicamente para el prototipo, pues es bastante habitual que una vez que en Mercedes se opta por llevar los prototipos a la producción, las puertas dejen de levantarse para pasar a ser de tipo convencional.

 

Y de momento poco más se sabe del modelo que, presuntamente, será una de las “estrellas” que llenarán el stand de la marca en el próximo Salón del Automóvil de París, de igual modo que en su día, en 2005, el Maybach Exelero también llamó poderosamente la atención. El Vision 6 recoge y actualiza el concepto de aquel modelo que en su día propuso la por entonces marca independiente dentro del grupo Daimler.

 

Maybach nació como fabricante de motores y automóviles en 1909 y siempre estuvo amparada por el paraguas de Daimler. No en vano su fundador, Willheim Maybach fue director técnico de la división de motores de Daimler, aunque no fue hasta 1960 cuando el gran grupo automovilístico alemán adquirió la mayoría de las acciones de Maybach. Su mejor momento como fabricante de automóviles lo vivió entre 1921 y 1940, pasando durante la guerra a producir vehículos y blindados para el ejército alemán: Panzer IV, Tiger I y Panther, entre otros modelos.

 

Después de la guerra en Daimler se decantaron por dedicar a Maybach a producir motores transformándola en MTU Friedrichsafen, empresa resultante de la fusión con la rama de motores pesados del grupo.

 

A comienzos del año 2000, el gran momento económico hizo que Daimler optara por crear una marca de gran lujo para ofrecer sus producciones más excelsas y opulentas, y retomó para ello el nombre de Maybach para luchar contra Bentley y Rolls Royce, marcas situadas en la órbita de sus grandes rivales, Audi y BMW, respectivamente. Tras lanzar al mercado los Maybach 57 y 62 (los nombres hacían referencia a la longitud en decímetros del modelo) y algunas series especiales de ellos, como los denominados Zeppelin, Daimler anunció el cese de la producción de Maybach en 2011 que dejó de comercializarse en 2013. En 2015 el nombre Maybach retornó al mercado dando nombre a una versión limitada del entonces nuevo S600 de Mercedes Benz, cuyo éxito parece haber influido para dar vida a este Vision 6.