Volvo avanza su nueva gama de compactos

Volvo ha presentado recientemente dos prototipos que muestran la nueva dirección emprendida por la marca sueca dentro de una nueva estrategia global que afecta de llenos a los vehículos de la marca en el segmento de los compactos.

Estos nuevos prototipos de la serie 40 muestran por primera vez los planes de expansión de Volvo en el segmento más disputado del mercado a escala mundial, el de los vehículos compactos, donde la nueva gama Premium del fabricante sueco combina un magnífico diseño exterior con un interior dotado de avanzadas tecnologías en materia de conectividad, electrificación y conducción autónoma.

Los nuevos prototipos serán los primeros que se van a producir a partir de la nueva plataforma de arquitectura modular compacta (CMA) de Volvo, especialmente creada para vehículos compactos. Esta plataforma permite a los diseñadores e ingenieros de la marca explorar y desarrollar su trabajo en nuevas y sorprendentes direcciones.

Volvo ha presentado recientemente dos prototipos que muestran la nueva dirección emprendida por la marca sueca dentro de una nueva estrategia global que afecta de llenos a los vehículos de la marca en el segmento de los compactos.

Estos nuevos prototipos de la serie 40 muestran por primera vez los planes de expansión de Volvo en el segmento más disputado del mercado a escala mundial, el de los vehículos compactos, donde la nueva gama Premium del fabricante sueco combina un magnífico diseño exterior con un interior dotado de avanzadas tecnologías en materia de conectividad, electrificación y conducción autónoma.

Los nuevos prototipos serán los primeros que se van a producir a partir de la nueva plataforma de arquitectura modular compacta (CMA) de Volvo, especialmente creada para vehículos compactos. Esta plataforma permite a los diseñadores e ingenieros de la marca explorar y desarrollar su trabajo en nuevas y sorprendentes direcciones.

Según afirma Thomas Ingenlath, vicepresidente primero de Diseño del grupo Volvo Car, «Cada miembro de nuestra gama de productos tiene su propio carácter: exactamente igual que en una familia de verdad. La CMA nos ha ayudado a introducir en los nuevos prototipos un temperamento especial y lleno de juventud, un carácter urbano, impetuoso y fascinante, que los hace destacar entre la multitud. Ese es el aire de los modelos compactos Volvo del futuro».

La estrategia de Volvo para los vehículos compactos es una parte esencial de la transformación operativa y financiera global que el fabricante viene desarrollando. Actualmente, la marca sueca acomete un ambicioso plan de revitalización que le permitirá competir en los próximos cuatro años, con sus adversarios Premium en el segmento compacto.

La nueva gama global de vehículos Volvo del segmento compacto incluirá una versión puramente eléctrica así como unidades dotadas con el motor híbrido enchufable Twin Engine, siguiendo así con el compromiso adquirido de la compañía de electrificar toda su cartera de productos. Las previsiones de Volvo prevén que en 2025 la marca habrá vendido ya un millón de vehículos eléctricos en todo el mundo.

Además de su atrevido diseño exterior y las opciones de motor eléctrico, los nuevos vehículos ofrecerán una completa e innovadora gama de funciones de conectividad, un revolucionario diseño interior y el paquete de seguridad de serie más avanzado del mundo.

«Los vehículos de la nueva serie 40 están llamados a aumentar nuestra penetración en un importante segmento de mercado en constante crecimiento», declara Håkan Samuelsson, presidente y director ejecutivo. «Un programa de motores eléctricos que incluya tanto un nuevo y compacto híbrido enchufable Twin Engine como un vehículo completamente eléctrico es fundamental en la arquitectura CMA. La entrada en producción del primer vehículo de la nueva serie 40 está prevista para el 2017».

El anuncio de la nueva estrategia global de vehículos compactos de Volvo se produce después de un fuerte comienzo del año tanto en ventas como en rentabilidad. La empresa comunicó un aumento del 24 % de los ingresos durante los tres primeros meses del ejercicio hasta alcanzar los 41.700 millones de coronas suecas, lo que generó unos beneficios de explotación de 3100 millones y un margen de beneficios de explotación del 7,5 %. Las ventas globales durante el primer trimestre de 2016 aumentaron un 11,9 %, es decir, 120.591 vehículos. El objetivo de Volvo a medio plazo es vender 800.000 unidades al año, frente a las 503.000 de 2015.