Krugger «YardBuilt» SR400

Krugger Motorcycles se ha hecho con una legión de seguidores gracias a sus motos exclusivas y personalizadas. Desde el año 2002, la empresa ha ganado más de 30 premios internacionales en reconocimiento a sus preparaciones especiales. Más recientemente, en 2014, Krugger fue elegido Campeón Mundial de fabricación de motos a medida (el primer título mundial fue en 2010). Las motocicletas Krugger se han hecho famosas por su belleza, diseño y también por sus prestaciones.  

Fred Krugger, creador de la empresa ha revelado recientemente una de sus creaciones más especiales,  basada en la Yamaha SR400. Su diseño rinde homenaje a Bernard Ansiau, el que fuera durante mucho tiempo ingeniero y mecánico de Valentino Rossi, la leyenda en activo de MotoGP.

La Krugger SR400 cuenta con la aprobación personal de Ansiau: "Estoy muy impresionado con el trabajo de Fred Krugger. Tiene mucho de mi historia personal y de mi pasión. Esto es más que una moto, es una auténtica obra de arte. Fred Krugger es un mago y un verdadero artista. Estoy impresionado, esto es arte de verdad."

 

Para su último y apasionante proyecto, Krugger ha elegido a Dunlop como proveedor de neumáticos. Así, la «YardBuilt» SR400 está equipada con los neumáticos K82 y TT100 de Dunlop. Krugger escogió estos neumáticos por dos motivos fundamentales. En primer lugar, porque cuentan con tecnología inspirada en los neumáticos clásicos de Dunlop, que han ganado carreras en los circuitos de competición. El TT100 debe su nombre al hecho de que fue el primer neumático de carretera capaz de mantener una velocidad media superior a 100 millas por hora en el TT Isla de Man. Además, y esto es esencial en una moto personalizada, el aire de época de los neumáticos de Dunlop complementa a la perfección el look de la Krugger «YardBuilt» SR 400.

Xavier Fraipont, Director General de Dunlop Motorcycle and Motorsport comenta: "Estamos orgullosos de haber sido seleccionados para el proyecto Krugger. Dunlop fue el proveedor de neumáticos de los campeonatos mundiales de 250GP y 125GP en los que Valentino resultó campeón, así que este proyecto está ligado de una forma muy bonita a aquellos éxitos. Además, estamos muy comprometidos con la fabricación de neumáticos modernos con un estilo clásico. Neumáticos como el TT100 y el K82 son el complemento perfecto para una obra de arte como esta."